Cuatro prematuros en riesgo de vida

En el Hospital Neuquén, Neonatología es una de las áreas más críticas por el paro. Trece prematuros fueron derivados esta semana. Pero otros cuatro no pueden ser derivados por su estado. Van 80 días de huelga.



#

NEUQUÉN :: CONFLICTO EN SALUD

NEUQUÉN (AN).- Tanto personal del hospital cabecera de Neuquén como del Sistema Integrado de Emergencias (SIEN) advirtieron que el sistema de salud ya funciona operativamente en alerta amarilla, aunque desde la subsecretaría de Salud no se oficializó el estado para la provincia.

Ayer el área de neonatología era uno de los más complicados, con su terapia intermedia cerrada y cuatro pacientes con riesgo de vida e imposibilidad de ser derivados.

La situación en el sistema de Salud se agrava a medida que se profundiza el conflicto que, según trascendió por fuentes del gobierno, podría encauzarse hacia una nueva convocatoria oficial recién la semana que viene.

El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, informó ayer que se trabaja con un 40% del personal y ya son 27 los pacientes derivados a centros clínicos públicos y privados de Neuquén y Río Negro, que ya agotaron el máximo de su capacidad. En la ciudad la clínica San Agustín se negó a recibir traslados y lo mismo ocurrió con la clínica Modelo en Cipolletti.

“El alerta en cuanto a la población está en todo el sistema de salud y oscila entre el verde y el amarillo, según las emergencias”, dijo ayer la jefa de Emergencias Sanitarias y coordinadora del SIEN, Luciana Ortíz Luna.

“Hay una situación real, latente, que puede generar grandes problemas para la población si no se resuelve”, advirtió e indicó que hay tres de cinco móviles funcionando, con personal recargado y colaborando en hospitales. “Si se llegara a generar un evento con múltiples víctimas el sistema estaría imposibilitado de responder, porque también está colapsando el privado”, agregó.

Lammel coincidió con el diagnóstico y manifestó que desde las conducciones de los distintos hospitales se estaba trabajando en reportes para que la subsecretaría de Salud declare el estado de alerta aunque, en los hechos, “estamos trabajando como en alerta amarilla”, sostuvo.

Hasta ayer por la tarde quedaban dos pacientes en terapia intensiva de adultos, cuatro en intermedia y unidad coronaria, dos pacientes de Salud Mental y seis neonatos, algunos inderivables.

“Hay pacientes con riesgo de vida”, dijo el médico neonatólogo Darío Rodríguez Uriz. En total se trasladaron 13 pacientes prematuros en la última semana, algunos que debieron ser llevados de San Martín de los Andes y a General Roca. “No tenemos limpieza, mantenimiento, ni esterilización. Si se terminan los insumos no sabemos qué va a pasar porque no hay reposición”, advirtió el profesional.

Su par Noemí Grimberg señaló que en el área de pediatría una mamá tuvo que limpiar la habitación de su hijo, paciente oncológico, y lo mismo hizo el familiar de una paciente de obstetricia. Además, como los laboratorios funcionan al mínimo, hay muestras de bacteriología que deben enviarse afuera.

“Nunca habíamos tenido una situación tan caótica”, coincidieron y criticaron que la subsecretaría no declare la emergencia sanitaria, que obligaría a la totalidad de las clínicas a recibir los traslados.

“La situación es muy crítica y tiene que ser resuelta antes de que esto se vuelva inmanejable. Todo el sistema está en rojo”, consideró el dirigente de Siprosapune, César Dell’Ali. Las medidas de fuerza de trabajadores de ATE, el sindicato de Enfermería (SEN) y los profesionales no se interrumpieron y continuarán esta semana. Ayer los médicos discutían hipótesis y posibles contrapropuestas para llegar preparados a la mesa de discusión con gobierno, que en principio se espera para lunes o martes.

Se trasladaron 13 prematuros en la última semana, algunos fueron llevados a San Martín y otros a Roca.


Comentarios


Cuatro prematuros en riesgo de vida