Damián espera un trasplante y pide ayuda

Su madre le donará el riñón que espera para seguir viviendo.



ROCA (AR).- Un pequeño roquense que debe realizarse un trasplante hepático necesita de la ayuda de la comunidad para poder afrontar parte del tratamiento previo.

Además requerirá, para su etapa de recuperación, de una habitación con ciertas características sanitarias que las escasas posibilidades económicas de la familia no le permiten afrontar.

Damián, el niño de J.J. Gómez, debe ser intervenido quirúrgicamente en el hospital Garrahan de Buenos Aires. Hasta algunos días el niño estaba en emergencia nacional a la espera de un riñón que le posibilite seguir viviendo.

Parte de la incertidumbre sobre el futuro de Damián se despejó cuando, desde Buenos Aires, le confirmaron que los resultados practicados sobre Consuelo, su madre, aseguraban que podría ser la donante. Mientras espera la confirmación de la fecha de su operación, el niño debe viajar semanalmente a Neuquén, donde se realiza controles. Los limitados recursos económicos de los padres los motivaron a pedir públicamente por una solución a su difícil situación.

“Lo que necesitamos es que alguien nos facilite los pasajes o nos den un pase para poder viajar a Neuquén”, comentó

Consuelo.

Para llevar adelante el tratamiento, Damián y su madre debe movilizarse semanalmente hacia la capital neuquina.

Cada martes tiene que viajar a realizarse controles y una vez al mes concurre a extraerse sangre para que sea analizada.

Hasta el momento, los costos de los pasajes para viajar a Buenos Aires los cubrieron a través de la contribución solidaria de los compañero del galpón de empaque donde Consuelo trabaja temporariamente.

Una vez que se confirme el día exacto de la intervención, Damián , Consuelo y un acompañante deberán viajar al Garrahan. Para ese momento tendrán que disponer de los pasajes.

El pedido de la familia también se extiende a aquellas personas que puedan contribuir con materiales de construcción que permitan levantar una habitación para Damián. Los interesados en contribuir con estos elementos podrán comunicarse con la familia al teléfono 425284.

 

Previo a su nacimiento

 

El problema hepático que el pequeño afronta fue descubierto previo a su nacimiento cuando se detectó que sólo le funcionaba un riñón. Con el nacimiento se confirmó que tenía sólo un órgano, que el otro se había deshecho y se enteraron que el único riñón presentaba algunos problemas de funcionamiento.

Desde hace poco más de un mes, Damián debe soportar los constantes tratamientos de diálisis que se le realizan en su hogar. “El problema no va a terminar con la operación porque después que volvamos de Buenos Aires vamos a tener que seguir con los tratamientos”.

En caso de que por cualquier imponderable la madre no pueda donar su órgano o el pequeño lo rechace, la tía de Damián se presenta como la segunda opción para solucionar su problema de salud.


Comentarios


Damián espera un trasplante y pide ayuda