De salarios por ahora no se habla

El gobierno comenzará «en los próximos meses a analizar el nivel de los salarios afectados por la devaluación y la inflación, afirmó el presidente Duhalde en respuesta a las insistentes demandas de un alza de los sueldos.

«Tuvimos una devaluación del 200 %, por lo tanto tenemos que ver cómo vamos adecuando a los sectores de ingresos fijos para que no sean los perjudicados por la crisis», manifestó Duhalde durante su programa «Conversando con el presidente» por radio Nacional.

«En los próximos meses vamos a tener que analizar este aspecto con los gremios, con los empleadores, porque realmente si sigue creciendo el índice de costo de vida esto es muy gravoso para los sectores asalariados», admitió quien- por otra parte- sabe lo que significa en Argentina hablar de «los próximos meses».

Desde la devaluación de enero pasado, que puso fin a casi once años de convertibilidad uno a uno entre el peso y el dólar, la moneda argentina se depreció en un 70 %, al tiempo que la inflación acumulada en los primeros cuatro meses del año superaría el 20 %.

La ministra de Trabajo, Graciela Camaño, tras rechazar el paro al que llamó Hugo Moyano, manifestó que se necesitan «algunas variantes macroeconómicas definidas para poder discutir salarios» en medio de una recesión que dura ya casi cuatro años. «Necesitamos tener las empresas en crecimiento y para eso necesitamos restituir el crédito, saber cuáles son las tarifas y estabilizar precios, si no vamos a estar discutiendo salarios a cada rato y en el medio de la enorme desocupación que tememos el trabajador es vulnerable», afirmó. (DyN, Télam)

Precios máximos no, pero sí de referencia

El presidente Duhalde aseguró que se trató de «una mala interpretación» las versiones que indicaban que el Ejecutivo podría establecer precios máximos a un grupo de productos de primera necesidad, lo que motivó la irritación del ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien le pidió la renuncia del secretario de Comercio Interior, Pablo Challú.

«En realidad estamos buscando precios de referencia que no son precios máximos y en todo caso, sí tenemos la idea de ir buscando centros de abaratamiento» para que los productos «lleguen a la canasta familiar mucho más bajos», indicó.

Al respecto, Challú aseguró que tiene su renuncia «a disposición del presidente» Eduardo Duhalde, y reconoció que su salida del Gobierno se debe a diferencias con el ministro Lavagna, respecto de una política de fijación de precios.

«Yo le dije a Lavagna que establecer valores orientativos no era control de precios», precisó Challú, quien remarcó: «Estoy tranquilo con mis conocimientos de economía y con mi sensibilidad de lo que está pasando en la sociedad».

El propio Challú reconoció que Lavagna le pidió la renuncia, al señalar: «Tuvimos una charla en ese sentido y yo le dije que el que me había nombrado era el Presidente, por lo que iba a hablar con el Presidente».

Por su parte, el diputado y economista sindical Daniel Carbonetto consideró»muy digna» la actitud asumida por Challú, y defendió los controles de precios propuestos por su equipo.

Carbonetto dijo que «Challú defiende a los consumidores», y contrastó su actitud con la de Lavagna, de quien opinó que «al decir que va a combatir la inflación sólo con políticas monetarias y fiscales, se está sometiendo a las políticas de ajuste del Fondo Monetario». (Télam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora