Deben caminar seis kilómetros

Para muchos chicos de SAO, el traslado a la escuela es un problema

SAN ANTONIO OESTE (ASA).- La semana pasada un grupo de los habitantes del barrio IPPV de 150 Viviendas y de las manzanas aledañas se reunieron con el intendente Adrián Casadei y con algunos de los concejales con el fin de hacerles saber lo dificultoso que resulta para los chicos -más de 200 en edad escolar que viven en la zona de acceso a la localidad- trasladarse diariamente hasta las escuelas.

Los vecinos del recién inaugurado barrio reclaman soluciones al gobierno municipal y provincial para los problemas que les acarrea la excesiva distancia que separa ese lugar de las escuelas, los centros de salud y otros organismos importantes para los residentes. También piden el arreglo de las calles y la creación de pasos a nivel.

Un buen número de ellos asiste a la Primaria Nº 179, -la única que tenía cupo o a la que concurrían antes de cambiarse de barrio- para lo cual deben caminar más de tres kilómetros de ida y otro tanto de vuelta. Algunos van en bicicleta o utilizan el ómnibus urbano. «Pero se hace caro y además no nos dan ticket; si llega a haber un accidente no sabemos quién se hace responsable», afirmó una madre del lugar.

Por eso están buscando la posibilidad de que se les abaraten los costos con algún micro especial o con la implementación del boleto escolar. Fundamentalmente el reclamo de los vecinos consiste en que para el año próximo se encuentre construida la nueva escuela para poder enviar a sus hijos a una institución ubicada más cerca.

La escuela más cercana es la Nº 161, que se encuentra a casi 2000 metros del barrio 150 Viviendas y que está superpoblada, ya que esa es la zona que más creció en los últimos años.

«Hay madres que salen al mediodía con los nenes que asisten a la escuela a la tarde y en el camino se cruzan con los de la mañana que vuelven. Caminan 25 cuadras de ida y de vuelta otro tanto, para ir a la Escuela Nº 6, todos los días», cuenta Mabel Sáez, quién prestó su casa para la reunión y se puso a la cabeza de los reclamos junto a un nutrido grupo de habitantes del sector.

El barrio fue inaugurado hace casi dos meses. Está ubicado al sur del acceso a la localidad frente al Santuario Ceferino. La Sala de Primeros Auxilios más cercana se encuentra en el Barrio 25 de Mayo, a 15 cuadras.

Según pudo saberse las autoridades locales les garantizaron a los vecinos que ya se están realizando los trámites para concretar la construcción de una escuela para el año próximo y para que una de las viviendas del Barrio que se iba a reservar para Salud Pública, se destine a crear una sala de Primeros Auxilios.

Otro de los problemas es el acceso a la ruta. Hasta hace algunos días existían pasos a nivel realizados por el uso de los habitantes de la zona, pero sin las normas de seguridad apropiadas. Por eso se decidió cancelarlos. Los vecinos reclaman que se creen pasos bien determinados para que sea más cómodo el arribo al barrio. También exigen la nivelación de las calles que a pocas cuadras del barrio se inundan y los dejan muchas veces aislados.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora