Definen hoy el congelamiento de precios, entre el malestar de los empresarios y la amenaza del Gobierno

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, recibirá a representantes del sector de los alimentos para definir un esquema que permita evitar aumentos durante 90 días. “A nadie le gusta la medida porque entienden que no es conveniente”, reconoció Juan Fera, el director de la firma Marolio. La advertencia oficial para tratar de frenar la inflación.





El Gobierno nacional tratará de definir este lunes un nuevo congelamiento de precios en el sector de los alimentos, a pesar del malestar de los empresarios del sector y de los potenciales efectos adversos que podría tener la medida y que podrían recalentar la marcha de la inflación.

“A nadie le gusta la medida porque entienden que no es conveniente”, reconoció Juan Fera, el director de la firma Marolio, en declaraciones a radio Rock & Pop, de cara al encuentro que mantendrán con el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

Feletti recibirá, a las 18, a productores y comercializadores de alimentos para terminar de evaluar las contrapropuestas presentadas por el sector privado para poner en marcha un acuerdo de precios estables de 1.247 productos de consumo masivo hasta el 7 de enero próximo.

Fera se encargó de llamar a acompañar la medida del gobierno nacional porque, advirtió, si no “la solución nunca está y termina pagando el consumidor”. “Tenemos que trabajar en conjunto, no hay manera, somos todos parte de los mismo”, convocó.

“Es tan difícil esto porque entiendo al campo que quiere exportar todo lo que quiera al mejor precio posible, pero eso afecta mi insumo. Entonces, digo, cuándo va a estar esa mesa en la que nos juntemos todos y analicemos realmente qué es lo que tenemos que hacer. Si no estamos en una situación complicada, rara, difícil. En algún momento tendremos que sentarnos todos, en serio, y decir ‘che, en la perinola nos toca, todos ponen’”, apuntó Fera.

Fera concurrirá este lunes al encuentro con Feletti, junto a sus pares de Diarco, Maxiconsumo, Vital, La Anónima, Coto, Día, Changomás y Carrefour, así como de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) y de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas.

También serán de la partida autoridades de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), y de las firmas Swift, Alicorp, Ledesma, Sancor, Prodea, Ilolay, Danone, Cabrales, Coca Cola, Unilever y Fecovita, Saraco, entre otras.


Críticas contra el congelamiento y sus efectos secundarios


Los empresarios del sector desconfían de la efectividad de la medida que impulsó Feletti apenas se puso al frente de la Secretaría de Comercio, para reemplazar a Paula Español en lo que representó otro de los cambios en el Gabinete nacional tras la derrota que padeció el Frente de Todos en las elecciones primarias.

Al respecto, un reciente informe de la consultora Ecolatina convalidó las dudas de los ejecutivos al señalar que un nuevo congelamiento de precios puede “contener transitoriamente la inflación de un grupo de bienes en el corto plazo, pero pierde efectividad a medida que pasan los meses”.

“La suba de costos de las empresas productoras, que no pueden trasladar al consumidor, tarde o temprano deriva en desabastecimiento, estrategias de evasión del programa (como cambios en el packaging, presentación o gramaje de los productos) o, directamente, incumplimientos. Así, sin un acompañamiento del resto de la política económica (que permita apuntalar la estabilidad transitoria y su potencial efecto sobre las expectativas con una corrección de desequilibrios de fondo) el único efecto de dichas políticas termina siendo el de postergar subas inevitables”, planteó el informe.

El estudio agregó que “para peor, los precios de muchos de estos productos ya se encontraban atrasados por el espacio cedido en el congelamiento previo, por lo que la efectividad del programa podría verse comprometida por este factor adicional”.


La advertencia del Gobierno nacional


A mediados de la semana pasada, Feletti anunció la puesta en marcha de un acuerdo que incluye a los productores, abastecedores, cadenas comercializadoras de supermercados, mayoristas y minoristas, e implica retrotraer los precios de los productos a los valores vigentes al 1 de octubre pasado.

Tras una primera reunión, Feletti dijo que la Secretaría de Comercio Interior tiene como objetivo ajustar «la política de ingresos del Gobierno con la política de precios. El indicador que vamos a usar para definir esta situación tiene que ver con la correlación del impacto de la canasta básica alimentaria en el salario de un trabajador formal«.

Y luego, cuando se empezó a conocer el malestar de los empresarios involucrados, el secretario de Comercio Interior advirtió que en el caso de no haber acuerdo con los productores y comercializadores de alimentos, el Gobierno va a avanzar con «políticas de precios máximos no consensuadas».

«Evidentemente si no se llega a un acuerdo vamos a tener que aplicar las leyes, que yo trataba de impedir porque yo creo en los acuerdos sociales», agregó el secretario, quien detalló que las mayores resistencias se perciben en los productores más que en los comercializadores.


Corresponsalía Buenos Aires

Comentarios


Seguí Leyendo

Definen hoy el congelamiento de precios, entre el malestar de los empresarios y la amenaza del Gobierno