Denuncia penal de la familia Díaz





Los padres de Verónica Díaz presentaron el lunes pasado la denuncia penal por la muerte de su hija. Reclaman que se aclare la causa del deceso, que se produjo a la semana de haber recibido una inyección de hierro «Yectafer» que resultó ser falsificada.

Según el relato de su padre, aquella mañana Verónica fue a colocarse la inyección hasta el centro de salud del barrio Guido -a escasos metros del departamento donde vivía con su familia- y al regresar se desmayó en el camino. El sábado fue internada en el Zatti y al día siguiente derivada de urgencia al hospital Castex de Buenos Aires, donde murió esperando un trasplante hepático. En la derivación los médicos del nosocomio viedmense especificaron en el diagnóstico que se trataba de una hepatitis fulminante producto de una intoxicación luego de la inyección de «Yectafer».

Constituidos en querellantes, los padres acompañaron la denuncia con dos de esas ampollas, una falsificada y otra supuestamente original, para que se determine su composición.

También presentaron un listado que indica que Gavazza, la droguería de Bahía Blanca que provee a Salud Pública, «no está habilitada como laboratorio interprovincial». En este sentido reclamaron que esta droguería presente la documentación sobre la compra de estos medicamentos para determinar quién lo vendió. (AV)

Nota asociada: Inyección Letal: «Una sobredosis de hierro no provoca la muerte»  

Nota asociada: Inyección Letal: «Una sobredosis de hierro no provoca la muerte»  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Denuncia penal de la familia Díaz