Denuncian onerosos contratos en Vialidad Provincial

El aumento del tránsito por la provincia incrementó también la demanda de reparaciones en las rutas y caminos de Neuquén.

ZAPALA (AZ).- El reequipamiento vial es una de la materias pendientes en la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). La falta de inversiones dejó a la repartición sin posibilidades de hacer frente a la creciente demanda originada tanto en el incremento de la actividad petrolera como en el flujo turístico. Como en un círculo vicioso, esto obliga a contratar equipos privados que solo el año pasado le costaron a la provincia alrededor de 30 millones de pesos. Así lo denunció el vocal obrero en el directorio de la DPV, Alberto Gutiérrez, quien destacó además la necesidad de incorporar personal para cubrir vacantes en diferentes sectores del organismo, tanto en Zapala como en el interior de la provincia. “La realidad es que no tenemos suficientes equipos para atender todas las rutas de la provincia”, reconoció. Entre otros aspectos reveló que “la última compra medianamente importante fue en el 1996 y desde entonces solo se viene aplicando parches que no resuelven la cuestión de fondo”, sostuvo Gutiérrez. “Las máquinas que tenemos son antiguas y se rompen con facilidad. Esto obliga a contratar servicios privados que, solo en el 2015, costaron unos 30 millones. Ese dinero se pudo haber utilizado en la compra de equipamiento”, añadió, en diálogo con “Río Negro”. Actividad petrolera “Estamos planteando la necesidad de revertir esta situación en forma urgente porque estamos en inferioridad de condiciones para resolver la demanda que nos genera el crecimiento exponencial del tránsito por muchas rutas neuquinas como consecuencia de la actividad hidrocarburífera. Si a esto le sumamos el turismo que tenemos a lo largo de todo el año se forma un combo muy preocupante”, sostuvo el vocal. En paralelo, esta semana hubo manifestaciones en el interior de la provincia como consecuencia de la falta de personal para cumplir tareas en los distritos. Uno de los casos más álgidos se registró en Añelo donde los trabajadores resolvieron un quite de colaboración ante de la falta de respuestas de las autoridades. “En Añelo quedan 20 compañeros cuando deberían ser 60”, reveló Gutiérrez quien aclaró que “como consecuencia de este planteo se anunció la apertura de concursos para cubrir vacantes en esta localidad, el taller central de Zapala, Aluminé y San Martín de los Andes”. “Es un primer paso importante pero debe sostenerse porque de lo contrario se genera un vaciamiento de personal”, concluyó.

Marcelo Ochoa


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios