River ganó un partido polémico ante Lanús y se sumó al lote de punteros en la Liga Profesional

El Millo superó 2-0 al Grana en su estadio, en un encuentro que terminó en escándalo por un gol anulado al local por parte del árbitro neuquino Darío Herrera.

River, que venía de caer en el Monumental ante Arsenal, le ganó un partido polémico a Lanús por 2-0 y se sumó al lote de punteros que tiene la Liga Profesional, entre ellos su vencido en La Fortaleza.

El encuentro fue dirigido por el árbitro neuquino Darío Herrera, centro de las acusaciones granates tras el el partido, que finalizó con polémica y que tuvo un tiempo adicionado de 15 minutos a causa de todas las interrupciones que tuvo el juego en su desarrollo.

River suma ahora 12 puntos en seis partidos, mientras que Lanús se quedó con la misma cantidad luego de haber ganado los cuatro primeros partidos para después perder los dos últimos.

Los otros punteros que tiene el torneo son San Lorenzo, que este domingo se mide en el clásico contra Huracán; Talleres, que se enfrenta contra Vélez; y Defensa y Justicia que el lunes se la verá ante Boca.

Con promesa de partidazo, los equipos confirmaron los pronósticos en los primeros minutos, donde Lanús fue el que llegó con mayor frecuencia al comienzo. Sin embargo a los 24′ Robert Rojas cambió de frente para Milton Casco, que de primera tocó para la entrada franca de José Paradela, que anotó el 1-0 para River.

El partido siguió siendo de ida y vuelta pero el marcador no se movió hasta que a los 14′ del complemento, un cabezazo de Cristian Lema a la salida de un córner se transformó en el empate del Grana, que había hecho méritos como para igualar.

Sin embargo al árbitro neuquino Darío Herrera lo llamaron desde el VAR por un pie adelantado de Canale al momento de que Lema impactó el balón de cabeza. La posición de Canale, pasiva, no impidió la visión de Franco Armani en la jugada pero el árbitro fue invitado a revisar la jugada.

Herrera interpretó que el fuera de juego incidió en la jugada y anuló el tanto, ante el reclamo generalizado de los jugadores de Lanús y también su cuerpo técnico. El DT Frank Kudelka se fue expulsado. El partido estuvo parado 7 minutos.

Tras la polémica jugada, Lanús tuvo un par de chances claras para igualar. Una a través de Leandro Díaz y otra con un cabezazo de Tomás Belmonte que Armani sacó de manera magistral.

El Grana se desinfló ante las situaciones perdidas y por sobre todo el gol anulado y River lo aprovechó. Enzo Díaz se mandó al ataque por la izquierda y cedió para Lucas Beltrán (había ingresado por Rondón) que amplió la ventaja para River.

El final fue muy caliente en La Fortaleza. A Lanús le anularon otro gol por off side de Troyansky en el inicio de la jugada que terminó con un disparo de Orozco a la red. Con todas las interrupciones que tuvo el encuentro, el ST tuvo 60 minutos de juego. Los jugadores de River recibieron agresiones por parte del público cuando intentaban meterse por la manga, mientras que Herrera dejó el campo con custodia policial.



Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora