Desconsolados, buscan las causas de la muerte de su hijo 24-5-03

El joven de 27 años murió hace menos de 10 días en la zona de Rincón de los Sauces. Sus padres conocen muy poco de lo que le ocurrió y quieren que les expliquen cuáles fueron las causas.

Alberto Salvo e Hilda quieren explicaciones. Sólo saben que su hijo murió por una descarga eléctrica.
PLAZA HUINCUL (ACC). – Sin consuelo, los padres de Horacio Daniel Salvo reclaman saber qué circunstancias rodearon la muerte de su hijo ocurrida mientras realizaba tareas de electricidad en un pozo del yacimiento Desfiladero Bayo, en cercanías de Rincón de los Sauces. El joven se desempeñaba para una compañía petrolera desde hacía cuatro años y sus familiares piden que se indaguen los motivos del accidente laboral.

Hilda Irene de Salvo y su esposo Alberto Juan Salvo tuvieron siete hijos y uno de ellos era Horacio Daniel, de 27 años y que desde hacía cuatro se desempeñaba en la petrolera Astra Evangelista. La tarde del jueves 15 de mayo la tragedia les volvió a tocar la puerta en su casa del barrio Central de Plaza Huincul, cuando les avisaron que la empresa necesitaba comunicarse con ellos.

«A mí me pasó un caso (años atrás otro hijo falleció en un accidente) y estaba atemorizada pero nunca me imaginé que había perdido a mi hijo», comentó acongojada la mujer en diálogo con este diario. Los padres de la víctima relataron que hasta el momento lo que pudieron saber fue que alrededor de las 10.30 de la mañana se produjo el accidente.

«Estaban trabajando en un tablero de energía eléctrica que alimenta al pozo. Creo que había terminado el trabajo y después detectaron una falla así que no se retiraron del equipo», indicó el padre. Luego su hijo se acercó al tablero y su compañero se retiró a buscar una herramienta a la camioneta que estaba a escasos metros.

«Cuando regresó lo encontró tirado. El único dato que tenemos es que le agarró corriente. Pero cómo o por qué fue no lo sabemos», subrayó el hombre. Al parecer, el compañero intentó realizarle maniobras de reanimación pero fueron vanos los esfuerzos. Llamaron a la ambulancia que tardó algo más de media hora en arribar al lugar.

«Demoró mucho la ambulancia y no puede ser si pasa algo así tiene que estar en el acto», reclamó la madre para quien es difícil encontrar consuelo. Salvo, que conoce la zona por ser un ex ypefiano ahora desocupado, intentó encontrarle una explicación.

«Hay que ver si en ese momento se encontraba ahí la ambulancia, hay cerca de 25 kilómetros entre Desfiladero Bayo y Rincón de los Sauces y siempre hay muchos detalles que uno ignora», mencionó.

Los padres, al igual que el resto de sus familiares insisten en conocer qué motivó la muerte. Por ahora, lo único que esperan es el resultado de las pericias. Luego de ocurrido el accidente, el cuerpo de Salvo fue trasladado desde Rincón de los Sauces hasta Neuquén para que se le practique la autopsia, trámite que demoró la entrega de los restos a sus familiares, lo que ocurrió recién el viernes a las 3 de la tarde.

Tampoco conocen si al momento del accidente, su hijo contaba con los elementos de seguridad que se requieren para este tipo de tareas. «Eso está bajo sumario y falta que nos informen todo, no lo sabemos. Lo único que tenemos es que fue un gran golpe de energía, que lo quemó la corriente», agregó el padre.

A Horacio le decían «Cachete» y decidió ser oficial electricista desde hacía varios años. Trabajaba diez días en Rincón y descansaba cuatro, donde lo esperaba su familia y compañera.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios