Descubren el tesoro que se esconde en Epulauquen

Aventuras para leer en casa: En el verano, los geógrafos Luis Bertani y Griselda Ostertag viajaron al Norte Neuquino para realizar el monitoreo de un área de mallines que estudian cerca de Las Ovejas. Luis relata este viaje lleno de tesoros.



El campamento junto a un arroyo que nace en la laguna Chaquira.  Fotos: Luis Bartani

El campamento junto a un arroyo que nace en la laguna Chaquira. Fotos: Luis Bartani

El 14 de enero de 1832 tuvo lugar en las Lagunas de Epulauquen, la batalla definitiva contra los hermanos Pincheira a manos del general chileno Manuel Bulnes. Esta batalla, llamada de “Las Lagunas” o “de Coyamuelo” permitió erradicar definitivamente el accionar de esta banda. Algunos consideran que esta fue la última batalla contra el ejército realista en territorio Argentino.

El tesoro que poseían los hermanos Pincheira, dicen, quedó en algún lugar de Epulauquen. Algunos sostienen que los únicos que realmente sabían la ubicación del tesoro eran los hermanos varones y estaría oculto en una cueva natural cercana al bosque de Epulauquen, derrumbada por los hermanos para guardarlo definitivamente.

Detritos acarreados por un arroyo y avanzan sobre la laguna Superior

Hace unos días, con Griselda Ostertag, mi compañera de trekking y también geógrafa, viajamos al Norte Neuquino para realizar el monitoreo de un área de mallines que estudiamos en la zona de Las Ovejas. Y decidimos incursionar en la Cuenca del río Nahueve dado que está incluida dentro de nuestros proyectos de investigación. Fue así decidimos recorrer estos bellos lugares a través de un sendero que lleva hacia unas lagunas que ubica en el pie mismo de la Cordillera de los Andes.

La idea era llegar hasta una de ellas, la laguna Chaquira, para establecer el campamento y de ahí hacer algunos recorridos a lugares próximos. Costó más de la cuenta pero llegamos. La dificultad que tuvimos que afrontar fue que el sendero no está bien señalizado y, a pesar con contar con un track en el celular que nos iba guiando, desviamos muchas veces el camino debido a la espesura del bosque.

Luis Bertani en los senderos hacia la laguna Chaquira.

Y respondiendo a nuestra naturaleza profesional, el recorrido por estos lugares fue animado por largas charlas sobre el origen, los procesos que lo formaron, analizar la vegetación, las rocas, marcas en ellas que dan señales, la forma de los lagos, su encadenamiento.

Además de disfrutar la belleza natural del paisaje, tratar de entender cómo fue su génesis y los procesos dinámicos a los que está sometido. Geógrafos ambos, podríamos decir que se trata de un defecto profesional. No siempre es posible entender todo, pero en esta ocasión encontramos cosas muy interesantes.

Este lugar hasta hace unos 12.000 años atrás estuvo cubierto por los hielos de la última glaciación. Ellos son responsables de gran parte de la forma que hoy tiene el paisaje. Lagunas encadenadas, grandes rocas modeladas y marcas dejadas por el hielo en ellas (estrías y formas en media luna), rocas erráticas dejadas por los glaciares.

Graciela Ostertag en las rocas que muestran las marcas dejadas por los hielos.

También reconocimos otras formas del paisaje que fueron originadas luego que se retiraron los hielos, tal como ese inmenso abanico aluvial que formó el Arroyo Pincheira y que dividió una gran laguna original en las dos actuales: Epulafquen Superior e Inferior.

En el recorrido para llegar a la laguna Chaquira pudimos ver todo eso y mucho más. Flores hermosas, helechos, vertientes de agua cristalina, cascadas y diversidad de aves que parecen saludar el paso del visitante.

Pero a la dimensión escénica del lugar, hay que sumar su riqueza arqueológica: sobre una gran roca se localizan innumerables petroglifos (grabados en piedra) que dan cuenta que ese lugar estuvo habitado en el pasado. Estar frente a estos grabados genera emoción y nos plantea el interrogante sobre su significado, y hasta uno puede tratar de imaginar cuál es el mensaje que nos dejaron los autores de esas obras de arte prehistórico.

Petroglifos anuncian que el lugar estuvo habitado en el pasado.

La posibilidad de hacer recorridos por este lugar no necesariamente es por senderos complejos. Hay uno muy recomendable hasta la cascada Chaquira distante a unos 3 km. desde donde se deja el vehículo, que permite caminar por el bosque y disfrutar de muy buenas vistas de la laguna Superior. Es un lindo recorrido para hacerlo en familia.

Hay además distintos lugares para realizar observaciones de la avifauna y del paisaje. Pero para aquellos que quieran optar por hacer un recorrido más largo y complejo, existe la posibilidad de contratar guías que están habilitados a tal fin.

Vista del cerro Crestón (2475 m) desde laguna Negr

El área de las lagunas de Epulauquen se encuentra bajo administración de la Dirección Provincial de Áreas Protegidas de la Provincia de Neuquén, que junto al Municipio de Las Ovejas administran este sitio.

El Área Protegida ocupa unas 7500 ha, aunque existe la idea de extender la misma a unas 30.000 ha. de acuerdo con la propuesta del Plan de Manejo del Área Protegida. (Información Dirección de Áreas Protegidas de Neuquén). Esto sería muy conveniente ya que muchos lugares de interés hoy carecen de la debida protección, por estar fuera de los límites actuales del Parque.

Gracias a las abundantes precipitaciones anuales (unos 3500 mm.) en el lugar se desarrolla un tipo de bosque de Nothofagus donde especies tales como Ñires, Lengas, Roble Pellín y Hualas, conviven con otras formando un ecosistema único en la Argentina. Esta vegetación da lugar a la presencia de una rica y variada fauna donde es posible encontrar zorros, zorrinos, pumas y hasta algún huemul.

Mutisia naranja (Quiñilhue) flor provincial de Neuquén

Epulauquen cuenta a orillas de la laguna Superior con una zona de acampe diurno, con mesas y bancos y un camping organizado con servicio de sanitarios, proveeduría y estacionamiento.

Todo aquel que se aventure a llegarse hasta aquí se encontrará con un lugar único e inesperado por su belleza, un verdadero tesoro del norte neuquino. Y como premio adicional, quizás pueda encontrar el otro tesoro, el de los Pincheira, que aún permanece oculto en algún sitio de Epulauquen.

Autor: Luis Bertani (bertani8300@gmail.com)

Cómo llegar

Anotá para cuando podamos volver a viajar: el acceso al Parque está a unos 40 km al noroeste de Las Ovejas. Se accede a través de la RP 45, de ripio, que posee buen mantenimiento. Las Ovejas se localiza a unos 500 km al noroeste de la ciudad de Neuquén y se llega a través de las RN 22 y 40 y la RP 43, todas asfaltadas y en muy buen estado.


Comentarios


Descubren el tesoro que se esconde en Epulauquen