Desde Alemania, con la fuerza de la danza contemporánea

NEUQUÉN (AN).- Justo una semana antes de la inauguración del edificio de la Escuela Experimental de Danza Contemporánea y de la visita del prestigioso coreógrafo argentino Oscar Araiz en la ciudad, como anticipándose a los buenos acontecimientos, visitó la región el reconocido bailarín neuquino que triunfa en Alemania, Leandro Kees.

El joven, que trabaja actualmente como coreógrafo de la compañía Folkwang Tanzstudio de la Universidad de Artes Folkwang (Essen, Alemania) dirigida nada más y nada menos que por Pina Bausch y Rodolpho Leoni, ofreció un seminario de danza contemporánea en el Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA) de General Roca.

Kees, oriundo de Centenario, tiene una formación artística amplia. Estudió cine, subió a los escenarios con varios personajes mientras estudiaba en la Escuela Nacional de Arte Dramático de Buenos Aires, hasta que en 2001 se trasladó a Alemania para experimentar definitivamente con la danza.

Sus conocimiento, entonces, no están limitados a la danza, sino también a la música, el teatro y el cine, disciplinas artísticas que fluyen naturalmente en la composición de sus coreografías.

En Alemania, el neuquino estudió con prestigiosos artistas como Pina Bausch, David Hernández, Jeremy Nelson y David Zambrano, entre otros más.

«Río Negro» habló por teléfono con el bailarín y coreógrafo trotamundos, medido en sus consideraciones sobre la danza en la región y el país en comparación con lo que sucede en el viejo mundo. «No es ni mejor, ni peor, es diferente. Hay otros códigos, otras maneras. A nivel de discurso y de técnica en Buenos Aires he visto obras que son muy buenas», dijo.

Kees dejó el país con veinte años y está decidido a trabajar duro para conquistar los escenarios con sus creaciones. Dijo que volvería a este país con algo seguro, pero «no a buscar trabajo». Y cuando le preguntamos por dónde anda la danza contemporánea en la actualidad, él respondió con firmeza: «Es un momento histórico donde se cruzan muchísimos códigos como el teatro, la danza, el cine, los nuevos medios de la tecnología y comunicación. Es de caos y confusión, porque pasan muchas cosas al mismo tiempo, cosas que se derrumban y otras que van apareciendo».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios