Diente de Oro: escasa información sobre la inversión

El colegio de Arquitectos de Cipolletti presentó un proyecto sobre las obras que hará en la histórica esquina  pero no dio demasiados detalles. El Concejo Deliberante debe definir si confirma el precontrato de usufructo por 99 años.



El Colegio de Arquitectos de Cipolletti contestó el pedido de informes requerido por el concejal Miguel Aninao pero consignó escasa información sobre la inversión que piensan realizar en el histórico Diente de Oro, sobre el que ya firmaron, con el intendente Aníbal Tortoriello, un precontrato que le otorga el usufructo por casi cien años.

Nada dijeron sobre el funcionamiento cultural del inmueble, una de las condiciones que puso la familia al momento de donarle la esquina al Municipio. De momento sólo se conoce que piensan realizar una plaza seca e invertir allí un millón de pesos.

Ante el pedido del presidente de la comisión de gobierno del Concejo Deliberante Miguel Aninao el Colegio entregó documentación con algunas inversiones. Se advierte que insisten con dos gastos innecesarios: el juicio de usucapión y el concurso público.

Sobre el proceso judicial el Colegio detalló que invertirá 572 mil pesos, sin embargo ese trámite puede ser llevado a cabo por la propia municipalidad sin gasto alguno, puesto que está vigente una ley que permite las usucapiones por la vía administrativa cuando se trata de organismos públicos.

La usucapión es el trámite para obtener la escritura de forma judicial ya que el inmueble pertenecía a una histórica familia de Cipolletti que hizo funcionar en esa esquina el primer almacén de ramos generales de la ciudad. Luego, los herederos le cedieron el inmueble al municipio pero con la condición de que fuese utilizado para actividades culturales.

El precontrato que firmó el Colegio de Arquitectos con el intendente Aníbal Tortoriello, quien transita los últimos meses de gobierno, tiene como objetivo la cesión de la esquina por 99 años para que el Colegio mude allí su sede, aunque no se explica aún como compatibilizarán la función profesional con la social o cultural. El costo del inmueble es de 100 mil dólares, es decir más de 6 millones de pesos.


El Colegio también detalló que invertirá otro millón de pesos en la organización de un concurso público. Para todos los matriculados de la seccional 4, y posterior desarrollo del proyecto ejecutivo que será la obra de reconstrucción. No detalla quién ni cómo se financiará la obra. Sin embargo, se advierte que el gasto también es innecesario, puesto que la Ordenanza de Contrataciones de Cipolletti prevé el proceso de iniciativa privada.

De cumplirse, cualquier interesado, incluso el Colegio mismo podría participar, tendría que presentar su proyecto y luego someterse a un proceso de adjudicación, como si fuese una licitación pública.

Aninao, apenas tomó estado público la firma del precontrato, solicitó detalles sobre las obras y proyectos que la institución tiene para justificar el préstamos del edificio por un siglo, principal eje de debate.

Por otro lado el Colegio también presupuestó 1,5 millones de pesos para mantener el muro perimetral, sacado de escombros y limpieza de terreno. “Mas adelante se puede considerar la realización del resto del edificio”, finaliza sin más precisiones. 

Antes de emitir un despacho, Aninao solicitó al Ejecutivo otros convenios de este tipo, es decir un préstamo de 99 años, para estudiar caso por caso y definir si aprueban el precontrato.


Comentarios


Diente de Oro: escasa información sobre la inversión