Doble condena por un crimen en Lamarque

El asesinato ocurrió el 13 de enero de 2012.

Fueron por droga y lo mataron

LAMARQUE / ROCA.- A 16 y 13 años de cárcel fueron condenados dos hombres que asesinaron a otro en la puerta de su casa de Lamarque. Según dio por acreditado el fallo, los autores fueron a comprar droga a la casa de Marcos Zalazar, pero cuando éste abrió la puerta uno de ellos le disparó a quemarropa, luego le pasó el arma al otro y este último lo remató por la espalda. El asesinato ocurrió el 13 de enero de 2012, alrededor de las 22:30. Según la acusación de la fiscal de Cámara Laura Pérez y del abogado por la querella Fabio Prado Muñoz, esa noche Miguel Ángel Reyes y Juan Manuel Castro llegaron en moto a la casa de la calle Chile casi 12 de Octubre, tocaron a la puerta y preguntaron por Marcos. Cuando Zalazar se asomó, “sin mediar palabra” Castro le efectuó el primer disparo con un revólver 22. Herido, Zalazar intentó correr pero entonces Reyes tomó el arma y le efectuó varios tiros más, hasta quedarse sin balas. Una le atravesó el brazo izquierdo, entró por entre las costillas y le atravesó un pulmón hasta quedar alojada en la columna.

Prado Muñoz reclamó que se valore como agravante que Reyes “fue prácticamente criado por la familia de Zalazar” y pese a eso “no le importó matarlo”. Y contra Castro, que “permitió que su propio hermano estuviera detenido casi dos años siendo inocente” por este caso. “Esto demuestra la falta de moral, de frenos inhibitorios ante el ilícito”, cuestionó. Es que Walter Castro, hermano del acusado, fue el primer sospechoso del caso y estuvo preso hasta fines de 2013, cuando nuevas pruebas comprometieron a Juan. Este último aseguró en el juicio que se ofreció a declarar “desde el primer día” para desvincular a su hermano pero “nunca lo llamaron”.

Reyes “se acuerda de todo menos del momento en que ocurrieron los hechos”, ironizó la fiscal en el juicio, criterio que compartieron los jueces Alejandro Pellizón (voto rector), Emilio Stadler y Daniel Tobares. La fiscal pidió para Reyes una pena mayor porque, además, “registra ocho sentencias condenatorias”.

“Ese día yo no fui a matar a nadie sólo fui a comprar droga; la verdad que no recuerdo qué pasó. Hacía dos días que venía consumiendo drogas y alcohol”, dijo Reyes en su defensa, pero los jueces descartaron cualquier atenuante.

“Ante la contundencia de la prueba surge claro que la defensa esgrimida por ambos imputados carece de fundamento. Efectúan relatos parcializados (...) que se dan de bruces con la totalidad de la prueba colectada”, dice el fallo.

El hecho

La noche del 13 de enero de 2012, en Lamarque, Miguel Ángel “Chucha” Reyes (32) y Juan Manuel Castro (23) llegaron en moto a la casa de Marcos Zalazar y llamaron a la puerta. Iban a comprar droga. Cuando el joven salió, lo balearon a quemarropa usando sucesivamente el arma.


Comentarios


Doble condena por un crimen en Lamarque