Docentes califican de "burla" la oferta oficial de aumento

Rechazaron la propuesta de recomposición salarial que le realizó el gobierno de Santa Cruz. "Es una burla y una provocación", dijeron. Filmus, quien anunció incrementos para todo el país en marzo, ahora se desliga y dice que el conflicto lo debe resolver la provincia.

#

Los docentes mantienen sus reclamos en Santa Cruz.

La Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC) consideró ayer "una burla y una provocación" la propuesta de recomposición salarial del gobierno provincial, presentada en la mesa de diálogo del Ministerio de Trabajo nacional, y advirtió que debatirá hoy una decisión en el congreso previsto en Río Gallegos.

La secretaria de Finanzas de ADOSAC, Miriam Soria, manifestó que hoy reanudarán el diálogo en Buenos Aires, en la mesa de mediación convocada por la cartera laboral, y no descartó "continuar con nuevas medidas de fuerza la semana próxima", tras la huelga de 96 horas que finalizará el viernes.

A su vez, reclamó a CTERA que declare un paro nacional y precisó que el conflicto del magisterio, que lleva dos meses, con 25 días de huelga, "no es un problema local, ya que tuvo que intervenir el gobierno nacional".

De este modo respondió al ministro de Educación, Daniel Filmus, quien afirmó que el conflicto es de orden provincial y pidió a los maestros que "no rompan el diálogo".

"No descartamos la posibilidad de continuar los paros la semana próxima, estamos sujetos a lo que resuelvan los docentes", sostuvo Soria.

Los maestros santacruceños reclaman un sueldo básico de 1.050 pesos, en lugar de los 161 actuales congelados desde hace 13 años, y piden negociaciones paritarias, ya que según sostienen son la "única jurisdicción" que no comenzó la discusión salarial.

Actualmente los docentes santacruceños perciben la mitad del salario básico (80,6 pesos) por 10 años de carrera, por lo cual, según la oferta oficial, el incremento al básico no sería significativo para el plus por antigüedad.

Además, el gobierno propuso titularizar a un número importante de maestros suplentes.

Los dirigentes llevaron a Buenos Aires tres variantes de incremento del salario básico, todas tendientes a acercar esa suma a los 1.040 pesos que el gobierno nacional estableció para todo el país.

Esto permitiría, dijeron, llevar el salario de bolsillo de un maestro a 2.400 pesos, valor de la canasta de Santa Cruz.

Ayer, varias asambleas decidieron rechazar la propuesta y discutir en las reuniones las modalidades de las medidas de fuerza de los próximos días.

El documento de la conducción de ADOSAC plantea en cinco puntos que la propuesta elevada por el gobierno provincial "es una burla, una provocación y está a años luz de nuestra demanda".

"La rechazamos de forma categórica y total y planteamos al conjunto de los compañeros la necesidad de ratificar el paro toda la semana y profundizar las medidas de acción directa", dijeron los dirigentes en el segundo punto del texto.

"Exigimos una respuesta a la altura de nuestro petitorio de manera inmediata, que incluya la totalidad de los días caídos", agregaron. El gremio afirmó que hace "responsable al gobierno nacional de las consecuencias que semejante provocación puedan generar en el ánimo de los docentes y la comunidad". (DyN y Télam)


Comentarios


Docentes califican de «burla» la oferta oficial de aumento