Dolor en el sepelio de las víctimas de Junín



JUNIN DE LOS ANDESNEUQUEN (AN).- Las tres víctimas del trágico accidente en la ruta 234 fueron sepultados ayer en el cementerio parque de Junín de los Andes en medio de muestras de pesar y dolor por parte de los vecinos que masivamente acompañaron los cortejos fúnebres.

El choque frontal (entre un Fiat Duna y una Peugeot Partner) se produjo en la madrugada del domingo y hubo un tercer rodado (un Volkswagen Gol) protagonista, que impactó ambos rodados cuando aún trabajaban los rescatistas.

Según trascendió anoche, Raquel Anabalón -quien presentaba el cuadro más grave entre las demás víctimas- se mantenía estable en el hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén.

Cecilia Lucero fue velada en la Unidad de Atención Familiar (UAF) “Burbujitas”, donde trabajaba desde hace muchos años. Era

la madre de Carlos Morales, el chofer del Fiat Duna, cuyo cuerpo llegó ayer alrededor de las 19:30 luego de haber sido sometido a una autopsia en la capital neuquina.

La otra víctima falta fue el militar Martín López quien hoy hubiera cumplido su último día de servicio luego de haber pasado toda una vida en el Ejército. El hombre, según se supo, participó de las guerra de las Islas Malvinas y tenía una vasta carrera en la fuerza. A falta de coche fúnebre fue llevado en un jeep militar, en un cortejo que involucró a buena parte de los vecinos de la localidad.

Entre los participantes se destacaron los taxistas del pueblo: todos estuvieron en el sepelio.


Comentarios


Dolor en el sepelio de las víctimas de Junín