Duhalde dice que en días anunciará el fin de la recesión

El presidente Duhalde aseguró que este fin de mes anunciará el término de la recesión. Se mostró optimista porque la apertura del corralito no afectó el mercado y por la baja en la desocupación.



El presidente Duhalde reiteró ayer que "este fin de mes" va a "anunciar el fin de la recesión" y confió en que en los próximos datos del INDEC "van a bajar los índices de desocupación" gracias a la "reactivación" económica que se está registrando.

Duhalde aseguró que el debate "ya no pasa por si ya se terminó la recesión", sino sobre "cuál va a ser el crecimiento que vamos a tener el año que viene, si va a ser de 2, 3 o 4 puntos".

Por otra parte, afirmó que contra todas las "predicciones malas" la apertura del corralito hizo "crecer los depósitos" en los bancos y se mantuvo la estabilidad en el mercado financiero.

En declaraciones en su habitual espacio por radio Nacional, esta vez desde Villa La Angostura, adonde evalúa con los gobernadores de Neuquén y Río Negro el proyecto de regionalización de esas dos provincias patagónicas (ver pág 14), Duhalde dijo que "lejos de producirse un retiro masivo de ahorros, los depósitos del sistema crecieron y esto nos dio la razón a los que decíamos que la apertura del corralito iba a traer crecimiento de la economía".

Duhalde cuestionó a "los que tiran malas hondas" entre los que mencionó "a los que opinan por los medios, algunos políticos que lo ven como si fuera una afirmación mía y es un dato de la realidad" y firmó que "cuando un país está nueve meses en el que no cae su producto sino que crece, se sale del proceso recesivo".

Obviamente, él se encargó de los números positivos, dejando para su esposa los números negros de las muertes por desnutrición que se registran en el balance de la argentina que nadie quiere ver.

El jefe de Estado reiteró - como lo hace todos los sábados desde que asumió- que "lo peor de la crisis ya pasó, hemos tocado fondo, hay un crecimiento del producto bruto argentino y a fin de este mes vamos a estar anunciando el fin de la recesión".

En ese marco, el jefe de Estado vaticinó que "con estos datos se está demostrando un crecimiento del empleo, no solamente en el interior sino en las urbes" (ver aparte).

En sus primeras declaraciones tras participar de la Cumbre de presidentes del Mercosur en Brasil, donde la Argentina recibió un fuerte apoyo en las negociaciones con el FMI, Duhalde sostuvo que la integración regional "es un proceso irreversible".

Pero el optimismo se parece demasiado a una efímera burbuja en la Argentina.

Lo cierto es que el acuerdo con el FMI parece cada día más inalcanzable, los cortocircuitos entre el ministro Lavagna y el casi renunciado Aldo Pignanelli, (ver aparte) tuvieron el viernes un impacto en la "city" y pueden tener su réplica en la semana que se inicia.

Y a todo esto hay que sumar el turbio y enmarañado panorama político.

Las disputas en el peronismo no cesan y esta claro que no habrá internas el 19 de enero. Las negociaciones entre duhalistas y menemistas para consensuar una nueva fecha se frenaron (ver aparte), en medio de un claro juego sucio, mientras el puntano Adolfo Rodríguez Saá ( que sigue encabezando la intención de voto-ver aparte) está mas convencido que nunca de presentarse por afuera del partido y Duhalde sigue haciendo campaña sin fórmula a la cual apoyar.

El primer mandatario intentó una vez más ir por Carlos Reutemann, y éste le devolvió la pelota diciendo que el presidente Duhalde es el que esta en condiciones de presentarse para continuar gobernando la Argentina en vista a sus logros. En el medio transitan Felipe Solá, quien rechazó la idea de acompañar a Reutemann pues quiere afianzar su proyecto político en su provincia y el gobernador Kirchner, quien crece en las encuestas, mientras las hojas del almanaque caen y las advertencias de violencia social acechan.

Rodríguez Saá le gana a Kirchner por una cabeza

Adolfo Rodríguez Saá sigue liderando los sondeos de intención de voto para las elecciones generales de abril del 2003, aunque la ventaja que tiene sobre sus competidores se estrechó, indicó un sondeo difundido el sábado.

La encuesta realizada por la consultora Ibope indica que el puntano encabeza las preferencias de cara a las presidenciales con el 16,1 % de la intención de voto, seguido por el también peronista Néstor Kirchner, gobernador de Santa Cruz, con el 14,1%.

En el tercer puesto aparece la diputada y candidata por el ARI, Elisa Carrió, que en algún momento encabezó las encuestas, con el 13,2%. El ex presidente Carlos Menem está en el cuarto lugar con el 13%, seguido del gobernador peronista de la provincia central de Córdoba, José Manuel de la Sota, con el 6,1% y por Ricardo López Murphy, con el 5,8% de las preferencias.

El sondeo publicado por el diario La Nación, que se realizó entre 1.100 personas de 65 localidades, muestra una reducción de 0,7 punto porcentual en el apoyo que recibe la candidatura de Rodríguez Saá con respecto al registro de octubre, mientras que Kirchner sube 1,1 punto, Carrió 0,7 punto y Menem 2 puntos.

El 39,7% de los encuestados cree que el ex presidente Carlos menem triunfará en las internas peronistas, el 32,4 por ciento se inclina por Rodríguez Saá y apenas el 9,9 por ciento considera que Kirchner obtendrá la candidatura del partido, pese a figurar en segundo lugar en las preferencias a nivel nacional.

(Reuters)

Radicales votan el domingo 15

Unos tres millones de afiliados al radicalismo están habilitados para votar en las internas partidarias que se realizarán el próximo 15 de diciembre para elegir al candidato presidencial de la UCR, en las que podrán participar además los ciudadanos independientes de todo el país.

De esos comicios, en los que competirán el senador nacional Rodolfo Terragno, el diputado Leopoldo Moreau y el ex gobernador de Río Negro, Osvaldo Alvarez Guerrero, surgirá el candidato presidencial que la UCR presentará en las elecciones generales del 27 de abril del 2003.

En tanto, unos 3.015.473 afiliados y cerca de 16 millones de independientes de todo el país están habilitados para votar en las internas del radicalismo que se realizarán entre las 8 y las 18 del domingo 15 de diciembre. Fuentes partidarias admitieron que "la participación en esta oportunidad nos va a jugar en contra" porque, dijeron, "no se están eligiendo candidaturas locales, donde el elector tiene posibilidad de palpar más de acerca lo que se está eligiendo". (Télam)

Objeciones

Mientras el presidente se mostró optimista, ni los empresarios ni la Iglesia pudieron compartir su ánimo. El presidente está seguro que los próximos datos del INDEC "van a bajar los índices de desocupación" gracias a la "reactivación" económica .

El jefe de Estado vaticinó una mejora en el empleo como consecuencia de la reactivación industrial, y aseguró que las mejoras "no" tienen que ver con los planes jefes y jefas de hogar, sino "con todas industrias que se están reactivando y que van a ir ocupando gente".

Duhalde consideró que la UIA demostró esta semana "un clima de un moderado optimismo", pero señaló que "es importante porque muestra que el empresariado argentino ve ventajas comparativas", sobre todo los "ligados a las exportaciones y otros que producen para sustituir importaciones" . Una confusa explicación frente a las claras críticas de los industriales.

Pero las objeciones de los empresarios al optimismo presidencial tienen su correlato en la realidad y no son exclusivos del sector; mañana la Iglesia llevará las suyas a la Rosada.


Comentarios


Duhalde dice que en días anunciará el fin de la recesión