Dura negociación por delante

Análisis

La oposición chilena logró una aplastante victoria en las elecciones parlamentarias, junto a las presidenciales. Sin embargo, gracias a la distribución de bancas del sistema binominal, no logró las mayorías calificadas que precisa para las reformas que propone y deberá encarar una dura negociación con otras fuerzas. La Nueva Mayoría, la coalición de Bachelet, consiguió 68 escaños frente a los 48 que logró Alianza por Chile, el conglomerado derechista, en la Cámara de Diputados de 120 miembros. La mayor derrota la sufrió la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido más ligado la dictadura de Augusto Pinochet, que bajó de 38 a 28 sus diputados y perdió varias pulseadas con su rival interno, Renovación nacional (RN). En el Senado, de 38 representantes, Nueva Mayoría aumentó a 21 su representación, mientras la derecha se quedó en 16, además de un independiente. Bachelet propone un ambicioso paquete de reformas que buscan corregir el modelo político y económico heredado de la dictadura. Con una economía chilena que crece a buen ritmo pero que arrastra una alta desigualdad social las propuestas han calado hondo. Prometió una reforma educativa que incluye la gratuidad en la educación universitaria en seis años, una reforma tributaria que busca recaudar 8.000 millones de dólares a través de un gradual aumento de los impuestos a las empresas, para la reforma educativa. Además, una reforma de la Constitución para dejar una serie de “cerrojos” antidemocráticos, como el sistema binominal. Sin embargo, la constitución impone altas mayorías para casi todas estas iniciativas (ver infografía). Bachelet, por tanto, tendrá que negociar en el Parlamento con una derecha que todavía se siente poderosa y debería conquistar a un par de senadores independientes. Además los cinco partidos de su coalición tienen divergencias, especialmente el Partido Comunista con el centrista Demócrata Cristiano. Los comunistas son partidarios de una Asamblea Constituyente, algo rechazado por la DC. Algo similar pasa con el matrimonio homosexual. “La (futura) presidenta va a tener oposición y presiones por derecha e izquierda’’, señaló el analista Marcelo Mella. (DPA/AFP/AP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios