Dura polémica por plus de $ 1.200 para diputados

El aumento habría sido acordado entre el presidente de la Cámara y la UCR. Se oponen el ARI y el Frente Grande, aunque dicen que si el oficialismo decide la



BUENOS AIRES (ABA) . - El controvertido aumento de 1.200 pesos mensuales otorgado a los diputados nacionales por el propio presidente de la Cámara, Eduardo Camaño, encontró ayer una sostenida defensa de parte del oficialismo, mientras fue rechazado por las fuerzas de izquierda, el ARI, y en el caso de la región, por el representante del Frente Grande, Julio Accavallo.

Ninguno de los legisladores del Movimiento Popular Neuquino (MPN) ni del radicalismo a los que se les trasladó la inquietud, quiso opinar sobre la polémica medida. También el hombre del partido de López Murphy, Hugo Martini, optó por el silencio.

La decisión de Camaño es que desde el mes próximo cada diputado reciba seis pasajes aéreos de 200 pesos cada uno (es decir 1.200 pesos en total), los que de no ser usados se podrán canjear por efectivo. Es decir, estos 1.200 pesos se agregan a los 2800 pesos por mes que los mismos legisladores ya reciben en tickets (también intercambiables por dinero) además de sus salarios en bruto de 6.400 pesos.

Dada esa posibilidad de cambiar los boletos, muchos han interpretado que se trata de un aumento encubierto.

Los ecos alcanzados por la difusión del plus en beneficio a los legisladores haría que la cuestión sea abordada hoy en labor parlamentaria, aunque en la víspera varias fuentes consultadas por este medio reconocieron que los cruces serán "pour le galerie" ya que el titular de la Cámara baja acordó antes la medida con sus pares radicales y varios provinciales.

El diputado nacional Osvaldo Nemirovsci, señaló que en función de su actividad necesita la mayor cantidad de pasajes otorgada.

Para Nemirovsci el debate de fondo es cuanto debería ganar un legislador o si estos deben trabajar gratis. "En la actividad privada -como consultor de medios- siempre me fue muy bien y ganaba más que como legislador, pero tal vez algunos quieren que un legislador gane 1.000 pesos" reaccionó el barilochense, quien añadió que en un país con tanta pobreza a la gente le molesta cualquier incremento, pero que esa persecución termina favoreciendo a los que quieren dejar la política en manos de quienes tienen más dinero.

Desde el ángulo opuesto, Accavallo del Frente Grande rechazó la decisión que considera aún "menos justificable" en el caso de sus pares capitalinos y bonaerenses que al no tener que viajar a las provincias terminan cambiando los pasajes por dinero.

"La polémica sobre cuanto tiene que ganar un diputado es otra cosa, pero aquí se habla de una restitución que se quiere aplicar a pasajes cuando se le puede dar otra utilidad", señaló Accavallo.

"Yo no tengo ningún problema, el que no quiera recibir la diferencia que la devuelva, nadie los va a obligar", asestó con una dosis de ironía el diputado Carlos Larreguy.

En el mismo tono, continuó Larreguy: "Es que los del ARI están más allá del bien y del mal, flotan, como por mi actividad tengo que viajar para mi es bienvenido", señaló el político rionegrino.

Nemirovsci dijo que "a veces tengo que mantener una reunión con empresarios que visten trajes que cuestan cientos de dólares y uno da lástima, pero parece que esa es la imagen que se quiere dar de los políticos", reflexionó el legislador.


Comentarios


Dura polémica por plus de $ 1.200 para diputados