Duro embate de mapuches contra el gobernador Sobisch

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Los «loncos» de las ocho comunidades mapuches asentadas en el Parque Lanín protagonizaron un duro embate contra el gobierno de Jorge Sobisch, al que acusaron de «no tener altura moral» para cuestionar los alcances del «proyecto Araucaria», que dispensará unos 3.000.000 de pesos para proyectos de desarrollo con financiamiento español.

Pero los cuestionamientos del Ejecutivo provincial, que deslizó sospechas de eventuales maniobras y reparto de beneficios con información genética sobre la biodiversidad de la provincia, amenazan con dejar trunco el proyecto del que participan las comunidades, la Confederación Mapuche, el Parque Lanín, las cancillerías de ambos países y la Agencia Española de Cooperación.

Las autoridades políticas mapuches rechazaron las acusaciones de «robo de información genética», que «no tienen ninguna justificación porque se trata de un proyecto de fortalecimiento cultural».

El lonco Carlos Curruhuinca hizo una ferviente defensa de los acuerdos logrados en el comité de «comanejo» que las comunidades integran con Parques.

Recordó que «el gobierno provincial nunca hizo nada por el desarrollo de las comunidades mapuches, como no sea el mero asistencialismo e interés electoral».

Del mismo modo, los loncos acusaron al gobierno de generar una «irresponsable confusión» sobre el proyecto «Liwenmapu» o «Araucaria». Advirtieron que si en los próximos días no hay respuestas concretas del gobierno que despejen dudas sobre la iniciativa, marcharán a Neuquén a pedir explicaciones al propio gobernador. En ese sentido puede ser clave la visita del vicegobernador Sapag, prevista aquí para el próximo cinco de junio. Los loncos dijeron que aguardarán hasta entonces, a la espera de una respuesta satisfactoria.

El proyecto Araucaria fomenta emprendimientos de desarrollo comunitario -como pequeños aprovechamientos turísticos-, sostenibles desde el punto de vista ambiental y económico, que fueron presentados por las agrupaciones. Pero también apunta al fortalecimiento institucional de las comunidades, un dato que los loncos creen sería crucial para entender la oposición del gobierno.

Las comunidades beneficiadas con la iniciativa -que lleva cuatro años de gestión- son la Aigo, Ñorquinko, Lefiman, Salazar, Cañicul, Raquithué, Cayún y Curruhuinca, que en total suman unas 4.000 personas (500 familias).

Un estudio de la UNC -realizado en la comunidad Ñorquinko- financiado por el Instituto Nacional Indígena, determinó que el 41,53% de las familias mapuches está en situación de extrema pobreza.

En ese contexto, los loncos se preguntan «cómo entender a un gobernador que aspira a gobernar toda la Patagonia y, por mezquinos intereses que no alcanzamos a comprender, nos priva de una ayuda que requerimos con angustiosa urgencia».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios