Duro golpe para Lula en el Senado por el salario mínimo



BRASILIA (DPA) – El Senado de Brasil impuso ayer una dura derrota al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, al aprobar el valor de 275 reales (unos 88 dólares) para el salario mínimo, en lugar de los 260 reales (unos 85 dólares) definidos por el gobierno en abril.

La derrota parlamentaria de hoy representa un importante desgaste político para Lula, que se negó a negociar con los legisladores un aumento más significativo para el salario mínimo, alegando que esa diferencia de tres dólares agravaría el déficit del sistema previsional y generaría desequilibrio para las finanzas de los municipios.

La propuesta de conceder un aumento adicional para el salario mínimo, presentada por el senador opositor César Borges, fue aprobada en la noche de este jueves por 44 votos a 31, en lo que representó un duro traspié para el gobierno.

Pese a los esfuerzos negociadores realizados desde la semana pasada para asegurar el apoyo masivo de los partidos aliados, 12 senadores de la coalición progubernamental votaron en contra del decreto presidencial, entre ellos tres integrantes del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva.

El peso de la derrota es aún más significativo ante el hecho de que las negociaciones para lograr apoyo para el salario mínimo de 260 reales fueron comandadas por los tres principales asesores de Lula -los ministros de Hacienda, Antonio Palocci, de Coordinación Política, Aldo Rebelo, y del Gabinete Civil, José Dirceu- e involucraron hasta mismo el propio presidente de la República.

El proyecto aprobado hoy en el Senado será sometido a una nueva votación por la Cámara Baja, que recientemente había dado visto bueno al valor definido por Lula da Silva.


Comentarios


Duro golpe para Lula en el Senado por el salario mínimo