Eberhardt, con un pie fuera del Concejo de Roca

La edil vecinalista tiene decidida la renuncia al cargo.

ROCA (AR).- El partido Participación Vecinal está a punto de repetir una negativa experiencia dentro de su corta trayectoria en la arena política roquense: la concejal Graciela Eberhardt tiene decidido presentar la renuncia a su cargo.

Si desde el bloque no consiguen revertir la postura de la edil se tratará de la segunda dimisión en menos de 10 meses de gestión, porque Carlos Altuna fue el primero en alejarse de la función pública a fines de abril pasado.

Sin embargo, los argumentos de ambos dirigentes vecinalistas para explicar las razones de la salida anticipada del Deliberante se ubican en polos opuestos.

Altuna habló de dificultades para compatibilizar su trabajo en el campo privado con la actividad en el Concejo, pero su reemplazante no dudó en atribuir responsabilidad a las autoridades del cuerpo legislativo respecto del decaimiento de su estado de salud.

Según comentó la propia Eberhardt, el jueves pasado tuvo un duro enfrentamiento con los integrantes del bloque Justicialista -oficialismo en el Concejo- y a partir de la alteración nerviosa que padeció tuvo que consultar a un médico. El profesional le diagnosticó un severo cuadro de estrés y recomendó que tomara una licencia, que se prolongará hasta el próximo 14 de octubre. La nota en la que la edil solicitó autorización para el alejamiento temporario fue aprobada en la sesión de anoche del Deliberante.

"Ya no puedo entrar al Concejo. En mi vida me encontré con tanta gente así, que se maneja con estilos muy diferentes a los de un cuerpo regido por las leyes. Hay burlas, maniobras para complicar el funcionamiento de nuestro bloque, descontextualizan todos nuestros pedidos para que haya orden administrativo, un sinfín de problemas que hacen imposible trabajar", criticó Eberhardt.

La edil destacó que antes de presentar el pedido de li

cencia devolvió los 2.000 pesos que le fueron asignados en los dos últimos meses como retribución, cumpliendo con la lógica impuesta por Participación Vecinal desde el momento de asumir.

La concejal sostuvo que la decisión de renunciar está prácticamente tomada, aunque todo debe someterse a discusión con el resto de los dirigentes del partido.

En este sentido, se supo que los vecinalistas roquenses mantuvieron anoche un primer encuentro y hoy definirían el camino a seguir.

Ocurre que no todo aparece tan claro como lo indica el proceso habitual, que es designar al siguiente en la lista de candidatos (el tercer y cuarto lugar fue ocupado por Isaías Córdoba y Judith Pajariño).

Distintas fuentes confirmaron que entre varios integrantes del partido existe la convicción de que deben renunciar a la banca obtenida en los comicios de octubre de 2003.

"Todas las posibilidades están en debate, por eso no descartamos nada hasta que terminen las reuniones", expresó el ex candidato a intendente, Roberto Zgaib.

En tanto, desde la Izquierda Unida se mantenían anoche a la expectativa de estas definiciones. Si Participación Vecinal deja vacante su espacio, Juan Mercado estaría en condiciones de asumir como concejal.


Comentarios


Eberhardt, con un pie fuera del Concejo de Roca