¿Qué es una cuasimoneda y por qué se las vincula a la crisis del 2001?: Río Negro tuvo la suya

La Rioja aprobó este miércoles la emisión de los "Bocade". Sin embargo, las cuasimonedas tienen su propia historia. Incluso, la provincia de Río Negro supo emitir la suya: los CEDERN.

La Legislatura de La Rioja aprobó este miércoles la creación de una cuasimoneda, la cual recibió el nombre de «Bocade». Según el gobernador Ricardo Quintela, impulsor de la iniciativa, permitirá “pagar parte de los salarios” de los empleados públicos y compensar la quita de recursos copartipables.

Sin embargo, no es la primera vez que se emite una moneda paralela al peso argentino. Se trata de una herramienta que utilizaron 15 provincias -entre ellas Río Negro- tras el estallido del 2001, y que podría ser nuevamente implementada por otros distritos en los próximos tiempos.

En el caso de La Rioja, la iniciativa surgió del gobernador Ricardo Quintela ante la deuda de $9.300 millones que tiene el Gobierno nacional con la provincia por fondos coparticipables que se dejaron de pagar a mediados de noviembre tras la victoria de Javier Milei en el balotaje. A ese monto se le suman los fondos que se deberían girar en enero por $3.700 millones.


Qué es una cuasimoneda


El economista y exdirector del Banco Central (BCRA), Arnaldo Bocco, explicó que las cuasimonedas son bonos emitidos por las provincias para compensar la falta de recursos en un contexto de crisis fiscal.

«Ante la situación crítica de tener que enfrentar pagos como sueldos y aguinaldos de personal de la administración pública y no contar con los recursos, las provincias emiten una cuasimoneda que circulan de la misma forma que la moneda de curso legal durante un tiempo determinado», contó el economista.

«Se trata de una herramienta de última ratio. Es un complemento a la circulación del peso nacional, con menor jerarquía, que se utilizan dentro de una región geográfica específica, como una provincia o un municipio, y son aceptadas para el pago de impuestos locales, servicios públicos, y a veces por comerciantes locales», agregó.


Tras La Rioja, ¿otras provincias pueden sumarse a una cuasimoneda?


Bocco consideró que el caso de La Rioja no será el último y estimó que pueden haber otras provincias que adopten la misma medida ante la pérdida de recursos que significarán las políticas económicas del gobierno de La Libertad Avanza.

«Si la economía va a caer un 4% como se pactó con el FMI y se recortan los fondos para las provincias, va a haber caída de la recaudación en términos reales generando que muchas provincias no tengan acceso a los recursos fiscales que podría recibir la provincia en situaciones normales. Seguramente haya otras provincias que encuentren una solución parecida a la que tomó La Rioja», señaló.

Bocco manifestó que las cuasimonedas son herramientas «no queridas» por las provincias pero que toman relevancia «a partir de la relación desigual entre quienes controlan los recursos coparticipables y los que lo tienen que recibir».


Las cuasimonedas y su vinculación a la crisis del 2001


El gobierno de Fernando de la Rúa sostuvo el «1 a 1» de la época menemista, pero la insostenibilidad de la política económica llevaron a depender cada vez más de la toma de deuda externa para mantener el cambio fijo. Esta decisión llevó a un rápido deterioro de la economía y los indicadores sociales.

A partir del segundo semestre del 2001, la crisis se empezó a profundizar y tanto las provincias como el Estado Nacional vieron súbitamente cortados sus accesos al financiamiento. «Hubo una crisis fiscal de ausencia total de recursos. Ahí si no había recursos. Entonces las provincias buscaron una solución transitoria», explicó Bocco. Ante esa situación tanto el Gobierno Nacional como 15 provincias debieron crear cuasi monedas.

Así fue como el Estado Nacional lanzó las Lecop, Buenos Aires el Patacón, Córdoba la Lecor 700, Entre Ríos el Federal y Río Negro el CEDERN.

«Costó un tiempo pero el sistema funcionó y permitió que la crisis se amortiguara«, expresó el economista. Dichas monedas comenzaron a salir de circulación a partir del 2003, cuando durante el gobierno de Néstor Kirchner la economía se empezó a normalizar.


CEDERN, la cuasimoneda rionegrina


Según el Instituto Federal de Investigadores Numismáticos de la República Argentina, los denominados CEDERN (Certificados de Deuda de la Provincia de Río Negro) fueron aprobados en 1995 por la ley 2931 y fueron impresos por la Casa de Moneda. En el anverso presentan de fondo el escudo antiguo provincial, una manzana, las firmas de las autoridades, el valor en número y letras, y la ley que le la habilita. En el reverso los primeros cinco artículos de la ley.

Se hicieron en los valores de 1 peso, 5 pesos, 10 pesos, 50 pesos y 100 pesos. Y para todos los valores se imprimieron nueve series que se ordenan en letras que van de la A hasta la I.

Los bonos fueron firmados en todos los casos por el Ministro de Hacienda, Obras y Servicios Públicos y el gobernador. De la serie A hasta la D, firmaron por un lado el ministro Daniel Pastor y Horacio Massaccesi y de la serie E hasta la I, el ministro Pastor y Pablo Verani.

Comparando con otras provincias, la cantidad emitida fue muy baja, por lo que actualmente es difícil de encontrar para los coleccionistas. De hecho, en Mercado Libre es posible conseguirlos a un valor de $47 mil por unidad.

Con información de C5N


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios