El asfalto por fin une la Patagonia argentina y chilena por Samoré

Concluirán la obra el 30 del corriente.

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA) – Sólo un mes resta para terminar la obra de pavimentación hacia la frontera de la ruta nacional 231, que a través del paso internacional Cardenal Samoré (ex Puyehue) lleva a Chile. El 30 de abril es la fecha estimada y se espera que los presidentes Lagos y Kirchner se encuentren en el lugar para subrayar con su presencia la importancia de la conclusión del asfalto que del lado chileno tiene unos cinco años de concretado.

Los resultados no siempre dan cuenta de lo que costó alcanzarlos. Porque 33 kilómetros en ocho años parece poca cosa si se desconocen los problemas técnicos y políticos que hubieron de sortearse.

«Un suelo absolutamente inestable», dice el ingeniero Daniel Pedre, cuando se le pregunta por las principales dificultades que debieron afrontar. La arena volcánica, es decir lava desintegrada con el paso de los milenios, es como una potranca sin domar.

A tal punto fue así que soluciones coyunturales adoptadas con la anuencia de Vialidad Nacional han sentado «jurisprudencia» en materia de técnica vial. Quiere decir que a partir de esta experiencia se han adoptado para otros proyectos del organismo nacional.

Si bien hace pocos días que es posible circular sobre asfalto de uno a otro lado del límite, falta aun la segunda capa de concreto en un pequeño tramo de unos 4 kilómetros. Los detalles finales como el resembrado de cubierta vegetal y árboles autóctonos están asimismo en ejecución.

Pedre es el representante técnico de la UTE que integran Conevial Constructora y Codi SA que hace ocho años comenzaron con los trabajos y que tienen oficinas y obrador en La Angostura, la localidad argentina más cercana al hito fronterizo, ubicado exactamente a 42 kilómetros de esta villa turística neuquina.

La obra del único camino totalmente asfaltado que une la Patagonia chilena con la argentina se desarrolló en dos etapas; la primera desde abril de 1996 hasta abril de 2001 para el tramo lago Espejo – río Pereyra. La segunda, desde febrero de 2001, sobre el segmento río Pereyra – límite, pronta a ser entregada.

Los montos de inversión para los dos sectores fueron de 16.500.000 dólares y 6.450.000 dólares, respectivamente, lo que totaliza 22.950.000 dólares.

Desde el punto de vista constructivo, la obra fue ejecutada en pavimento flexible tipo concreto asfáltico en 12 cm de espesor sobre sub-bases y bases estabilizadas en espesores variables entre 35 cm y 50 cm, según las condiciones del terreno.

En general, se mantuvo la ruta histórica aunque con las correcciones necesarias para adaptar el camino a las necesidades del tránsito actual que contempla el flujo constante de grandes camiones, transportes colectivos de pasajeros y vehículos particulares.

Sólo para cruzar el río Puyehue, a un kilómetro de la frontera, se cambió la traza pues la antigua era muy com

plicada.

Como escuetamente lo señaló Pedre, las dificultades técnicas fundamentales se debieron a «los derrumbes de suelos que se presentaron avanzados los trabajos, provocando caídas de tramos importantes del camino ya construido».

La solución de estos problemas implicó la utilización de «terraplenes armados, gaviones de sostenimiento y recubrimiento, en volúmenes casi desconocidos en obras viales», explicó

Por otro lado, los avatares económicos y políticos que sufrió el país y que son por todos conocidos hicieron que se produjeran interrupciones en las tareas en varias oportunidades, la última de un año, entre abril del 2002 y el mismo mes del 2003.

El nuevo pavimento debería conservar su estado óptimo alrededor de diez años, siempre que el mantenimiento preventivo se lleve a cabo con regularidad, lo cual consiste en preservar libres los escurrimientos de agua y evitar o corregir inmediatamente los deslizamientos de laderas.

El control de los pesos de los transportes de carga es otro factor a tener en cuenta .Como la obra en su totalidad atraviesa territorio de Parques Nacionales, la supervisión del organismo ha sido permanente sobre los trabajos, informó Pedre. En general, el sembrado de gramíneas ha sido la solución elegida para recubrir unas 20 hectáreas.

Notas asociadas: La obra en números Intenso tránsito de todo tipo Licitan 10 kilómetros de pavimento de la ruta Marcado interés en habilitar el paso Lumabia Salitre  

Notas asociadas: La obra en números Intenso tránsito de todo tipo Licitan 10 kilómetros de pavimento de la ruta Marcado interés en habilitar el paso Lumabia Salitre  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios