El balneario que cambió al pueblo

La pileta de Mariano Moreno modificó el rumbo turístico de la localidad. Este mes se cumplen 20 años de su inauguración.



#

Pasa el tiempo y cada verano son más los visitantes que escogen pasar la temporada en el predio.(Foto: Archivo )

Hay obras que modifican el curso de la historia de algunas localidades. Planificadas o no, son capaces de transformar para siempre el destino y establecer nuevos rumbos. La pileta y el balneario municipal de Mariano Moreno son un ejemplo de una obra que le cambió la vida al pueblo y le dio un impuso turístico impensado dos décadas atrás.

Cuando comenzaba a despuntar 1996, durante la primera gestión de gobierno de Ramón Zúñiga, se comenzaron a delinear los trabajos con vistas a crear un centro turístico y recreativo.

Con éste propósito se construyeron 5 parrillas dobles de uso libre, se realizó un embalse de contención sobre el arroyo Covunco para propiciar un “piletón” natural de amplias dimensiones y se ejecutó un desmalezamiento total del predio. También se plantaron las primeras especies arbóreas y se habilitaron algunos espacios para ampliar la capacidad de acampe. Ya en 1998, y con la intención de captar con mejores argumentos a la importante franja turística de bajo costo que en época estival había comenzado a visitar el Valle del Covunco, se inauguró un inmenso natatorio que pasó a ser la vedette del remozado camping municipal.

Los trabajos de construcción comenzaron en julio del 97 bajo las órdenes de Segundo Figueroa y coordinados por el entonces secretario de Obras y Servicios Públicos, Hugo Belabarba. La pileta se ubicó al costado del quincho en el predio municipal que incluye las parrillas y sanitarios y el camping con parrillas y baños se ubicó en una chacra, en la margen opuesta del arroyo conformaron la infraestructura del complejo veraniego finalmente hecho realidad.

La pileta tiene 525 metros cuadrados y su profundidad varía de 60 centímetros a 1,70 metros. La alimentación es permanente y renovada, ya que cuenta con entrada y salida de agua hacia el arroyo Covunco.

En febrero de 1998 el intendente Zuñiga dijo durante la inauguración que “tenemos sumo interés en desarrollar el miniturismo con recursos propios, y sabemos que esta pileta fue un anhelo de los viejos pobladores y que hoy hicimos realidad entre todos, gobierno y comunidad”.

“Mariano Moreno sigue construyendo su camino en el crecimiento turístico”, señaló el entonces intendente. Agregó que “como todos los años apostamos a un predio libre de alcohol y potenciamos un ambiente familiar con actividades recreativas y culturales”.

La opción ideal para presupuesto chicos

Esta pequeña localidad balnearia ubicada a sólo 20 Km. de Zapala ofrece el agua del Covunco y sus piletas a los visitantes. Su principal acceso es la ruta 14, que está asfaltada.

Del viernes 9 al domingo 11 se realizará la Expo artesanal, productiva y cultural, con el cierre a cargo del cantante de cumbia, Sebastián Mendoza.


Comentarios


El balneario que cambió al pueblo