El barrio de Neuquén que convive con un canal contaminado

Vecinos del barrio Confluencia denuncian mal olor y acumulación de basura en el canal Villa María.





Llegan los primeros calores a Neuquén y un hedor penetrante asciende desde el canal Villa María. En el barrio Confluencia el curso de agua esta obstruido por la basura y representa un riesgo de vida para decenas de niños que juegan en la calle. Los vecinos advierten los peligros y reclaman acciones para mejorar su calidad vida, señalaron una falta de interés del Estado y también reconocieron la desidia de los vecinos que contaminan el sector.

A la altura de la calle Paimún, el agua es turbia, contaminada por basura domiciliaria, por desechos voluminosos y hasta animales muertos, los mosquitos y las moscas son los dueños del aire. En ese sector el canal artificial separa una toma de las casas más viejas del barrio, sin embargo el reclamo reúne a los vecinos.

Hugo Lescano, de 74 años, vive allí hace 25 años y recuerda que todos los años la historia es similar, llega el calor y los olores surgen, “cada 10 días, ocho hay mal olor y dos el aire es respirable, se suma a pocas cuadras está la planta cloacal Tronador”, explicó con su nieta en brazos.

La vivienda del hombre tiene entrada por la calle Monte Hermoso, pero por detrás del patio de su casa tiene salida a una arteria sin nombre que bordea el canal y conecta las calles Paimún con Tronador. Desde ese lugar se ve como los niños juegan del otro lado del arroyo, donde se consolido una toma hace más de dos años.

De ese lado hay al menos 10 viviendas en una toma que se consolidó hace más de dos años. Los vecinos advierten que todas las familias tienen niños pequeños y manifestaron los riesgos que conlleva vivir frente al arroyo.

Mariela Palavecino, explicó que sus hijos no tienen permitido jugar en la calle y explicó que “muchos se han caído al canal, los hemos sacado nosotros. Lo que más nos molesta es que nadie hace nada, ni municipio ni provincia se preocupa por saber como estamos, hace un mes nos vinieron a decir que iban a reforzar las paredes, pero necesitamos que lo cierren o que le pongan algún tipo de protección para que no se caiga nadie”.

Agregó que “cuando empieza el calor se llena de moscas, de sapos, de mosquitos y de ratas, ratas grandes. La gente tira basura, nadie respeta nada”, reclamó.

David Valenzuela, de 23 años, puntualizó que hay un problema con los vecinos que arrojan residuos y señaló que “por acá no pasa el camión recolector, ni colocan contenedores, pero no cuesta nada ir hasta la Paimún y dejar la basura ahí donde pasa el camión. Mucha de la contaminación que llega hasta acá es por arrastre del canal más arriba”.

Restos de basura contaminan el canal de Villa María.
Florencia Salto

“El nivel de agua ahora es bajo, antes venía tres veces más alto. Se han caído niños y adultos, pero por suerte nadie se ha ahogado”
Hugo Lescano, docente jubilado que vive hace 25 años en el barrio.

“Parte del problema es la gente que tira basura en cualquier lado. Algunos son vecinos, pero gran parte viene desde arriba, por arrastre”
Mariela Palavecino, vive a la vera del canal y padece la contaminación a diario.

“Parte del problema es la gente que tira basura en cualquier lado. Algunos son vecinos, pero gran parte viene desde arriba, por arrastre”

David Valenzuela, un joven de 23 años que vive frente al puente de la calle Paimún.

Datos

“Parte del problema es la gente que tira basura en cualquier lado. Algunos son vecinos, pero gran parte viene desde arriba, por arrastre”

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El barrio de Neuquén que convive con un canal contaminado