El boleto es un extra de peso en los gastos escolares

No hay bolsillo que resista. Los chicos que fueron sorteados y les tocaron escuelas alejadas suman a sus padres un gasto extra, el del transporte. Algunos pueden afrontarlo casi por milagro, otros directamente no están en condiciones.

ROCA (AR).- Ana tiene 13 años y vive en el barrio Norte de Roca. La enorme expectativa por comenzar la escuela secundaria se confunde con un sentimiento de incertidumbre por no saber si podrá asistir a clases todos los días.

No hay que ir demasiado lejos para encontrar la razón: Ana es una de las tantas a las que el sorteo de lugares no benefició en ningún sentido. Ella deberá recorrer varios kilómetros para concurrir todos los días al CEM 43, ubicado en las 827 Viviendas y el nivel de ingresos de su familia no le garantiza la posibilidad de pagar el boleto del colectivo.

Este no es un hecho aislado sino que refleja la situación en la que se encuentran numerosas familias de Roca a horas de comenzar el ciclo lectivo. De acuerdo a los datos brindados por la Supervisión de Nivel Medio, de los 1.500 chicos inscriptos para comenzar el primer año del secundario, alrededor de 200 presentaron planteos similares.

El sorteo como forma de acceder a un establecimiento educativo de nivel medio cuando las inscripciones superan la capacidad de sus aulas es un criterio objetado por muchos padres. Ayer en Bariloche volvió a repetirse la historia. (ver pág 9)

«No considero que sea la mejor forma para distribuir a los chicos pero, ¿a cuál recurrir? Tal vez se podría plantear la alternativa de un examen de ingreso aunque seguramente también recibiría críticas porque se constituiría en una medida discriminatoria», manifestó una madre cuya hija deberá empezar las clases en el CEM 43 a pesar de que este colegio no se encontraba en la lista de preferencias en el momento de llenar las planillas.

Desde la Supervisión también expusieron sus razones. «El sorteo para el ingreso al secundario es una reglamentación del Consejo Provincial de Educación. ¿Qué otra opción hay? En la escuela primaria se realiza la distribución por radio, pero el problema que se presenta acá es que no existe ese parámetro en el secundario: la mayoría de las escuelas están concentradas en el casco céntrico de la ciudad. Si hubiera una escuela en cada barrio probablemente podría llegar a existir el radio», manifestó el supervisor Héctor Roncallo cuando fue consultado sobre el tema. Sin embargo, ésta tampoco pareciera ser la mejor solución. «Si nos basamos en ese criterio tendríamos que suponer que todos los que viven cerca de una escuela técnica, tendrán que concurrir ahí», plantearon desde supervisión.

El tema no es menor a la hora de analizar los gastos en tiempo de clases. Por ejemplo, muchos padres ven que el boleto del colectivo para ir y venir de la escuela es un verdadero dolor de cabeza. Sin embargo, no hay ingenio que alcance cuando la plata no alcanza. En algunos casos van caminando y vuelven en colectivo, en otros a la inversa y algunos tienen que caminar todo el trayecto, que muchas veces significa varios kilómetros.

El año pasado, sobre el final del ciclo, un padre hizo faltar a uno de sus hijos para que el otro pudiera ir, mientras a la semana siguiente hacía a la inversa.

Casi todos en el radio céntrico

La distribución de los colegios secundarios en Roca se transforma en un inconveniente a la hora de redefinir los mecanismos de ingreso cuando las inscripciones desbordan la capacidad de los establecimientos.

En este sentido, la mayoría de las escuelas de nivel medio se agrupan en el radio céntrico y esto determina que muchos chicos deban recorrer considerables distancias para asistir a clases.

Además, ¿por qué razón algunos padres se libran del gasto del boleto y otros, tal vez más humildes, tienen que hacer malabares para poder mandar a sus chicos a la escuela?. Son las injusticias que acarrea un sorteo.

«La creación de los CEM 43 y 16 desagotó en gran medida la situación. Además, el hecho de que este año comience a funcionar un secundario en la zona rural solucionará el problema para quienes viven en esa área», indicó Héctor Roncallo.

Por otra parte, también existe la posibilidad de que un establecimiento de similares características arranque en Stefenelli. «En estos días, se está tratando de convocar a los padres para definir el número de estudiantes que estarían en condiciones de ingresar», señaló el supervisor.

Mientras tanto, desde el CPE existe la intención de que se implemente un secundario en el sector norte de la ciudad, el que por ahora sólo está en los proyectos.

VIEDMA (AV)- Al menos cuatro establecimientos educativos de esta capital iniciarán el ciclo lectivo con inconvenientes, a raíz de los cambios en el servicio de transporte escolar. En cambio, Educación ya anunció que no habrá clases en la Escuela Especial 7.

En relación al transporte, los problemas se suscitaron a última hora cuando comenzaron a tallar los reclamos de los padres de alumnos, que concurren a las escuelas primarias y secundarias de la colonia del Valle Inferior y en San Javier, ubicada a unos 25 kilómetros de esta capital. Para estos pobladores, el nuevo servicio tendría como agravante que el cambio de prestador significa que sólo podrán subir al colectivo los alumnos, mientras que la anterior empresa -una cooperativa rural- trasladaba a toda la gente facilitándole la posibilidad de viajar hasta Viedma a realizar trámites.

Los padres de esa zona, en su mayoría obreros rurales y empleados, hicieron oir desaforadamente sus reclamos ante los despachos de la ministra Ana Mázzaro.

Estos esperaban a funcionarios de esa cartera en la escuela 249 de El Juncal, en las chacras del Idevi, pero al ver que no aparecían se apersonaron en el edificio de Alvaro Barros para cuestionar la imprevisión en la organización.

Allí se vivieron algunos momentos de tensión cuando el viceministro Jorge Lamarre y otro funcionario les explicaron que inicialmente no podían ampliar los recorridos. Hubo forcejeos y en medio del tenso clima se rompieron varios vidrios. Un sofocón similar vivieron también un directivo de ARSA (desde este año, administrador del servicio), Juan Carlos Rica, el vocal gremial Juan Carlos Carreño, y el diputado justicialista Rubén Giménez, quienes intentaron mediar en el conflicto.

Mázzaro, quien permaneció en su despacho, recibió luego a una representación de los padres, que tras intercambiar algunas opiniones, se retiraron disconformes y anunciaron que no enviarían a sus hijos a la escuela porque deberían caminar casi dos kilómetros para llegar hasta la parada del colectivo.

La ministra explicó luego que la semana próxima habrá un replanteo para atender «casos puntuales» aunque advirtió que no habrá reconsideración en relación al concesionario dado que la prioridad es la seguridad de los alumnos.

Los pedidos en los jardines a la orden del día

Pese a lo que afirmó ayer a este diario el ministro de Salud y Acción Social, Daniel Sartor, que las partidas para los comedores de las escuelas estaban garantizadas, ayer se conocieron nuevas quejas de los padres por la excesiva cantidad de elementos que les piden en algunos establecimientos de nivel inicial en Roca.

En un jardín de infantes estatal le pidieron a los padres que todos los lunes lleven un sobre de jugo y un paquete de galletitas dulces. Además, solicitaron jabón líquido para la higiene de los chicos, papel de cocina en lugar de la clásica toallita, papel higiénico y diez pesos para los materiales que van a utilizar.

Por si esto fuera poco, los padres deberán forrar los cuadernos de los chicos con papeles de determinados colores y características y los alumnos tendrán que llevar guardapolvos confeccionados con tela de cuadrillé de cierto tipo. «Es una barbaridad» había dicho Sartor al referirse al tema, aunque los pedidos siguen a la orden del día.

Lo detallado se suma a la leche, té. azúcar, cacao, jabón y otros elementos que se piden a los padres «hasta tanto la provincia envíe las partidas». Al menos en Roca, Cipolletti y Bariloche la situación fue idéntica. (AR)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora