El calor en el Valle hizo colapsar los servicios

Sigue el tiempo cálido, con algunas tormentas.

José Luis Pierroni

El intenso calor que por segundo día consecutivo asoló la región puso en jaque los servicios básicos y generó un sinfín de complicaciones que se intensificaron con el viento que durante la noche del jueves y la madrugada de ayer se manifestó con variada intensidad. Las guardias de reclamos tuvieron un aluvión de llamadas de los usuarios afectados.

En Roca y en Cipolletti, Aguas Rionegrinas pidió a la población que racione el uso del agua potable ya que los cortes de energía provocaron la salida de funcionamiento de las bombas de extracción y resintieron el servicio.

En Roca, en cuestión de horas, prácticamente toda la ciudad sufrió el colapso del servicio eléctrico. En algunos puntos el corte fue más que extenso, se prolongó desde la noche y hasta la mañana de ayer. En las oficinas de Edersa en Roca, sólo en la noche del jueves hubo casi 200 llamados y ayer por la mañana, se registraron más de 800. El promedio mensual de quejas suele oscilar en los mil.

Carlos Scaglione, jefe de la Unidad de Negocios de la Región Centro de Edersa, explicó que la temperatura que superó los 40 ºC y la tormenta de viento que derribó árboles provocó que el servicio ingresara en “estado de fuerza mayor”.

Las fuertes ráfagas provocaron caída de árboles que quebraron postes y columnas y cortaron cables del tendido. Algunos sectores se quedaron sin servicio hasta más de diez horas.

En Cipolletti la falta de agua fue uno de los problemas que generó más reclamos. La responsable de ARSA, Raquel Morales, informó que los sectores alejados de la planta potabilizadora, como el Distrito Vecinal Noreste, las 1224 Viviendas y los barrios aledaños fueron los más afectados. La baja de presión se debió a un corte de energía que se produjo el viernes a la medianoche y afectó a la bomba de extracción ubicada sobre el río Neuquén. Si bien se logró poner en funcionamiento la planta, alertó que se requerirá varias horas para que recupere el caudal necesario para alcanzar la presión normal.

Desde la distribuidora de energía, Edersa, informaron oficialmente que “todo el sistema de abastecimiento en alta tensión patagónico de 132 kV se encuentra sometido a una situación exigente debido al intenso calor y su demanda asociada”.

Según el pronosticador Enzo Campetella se espera que entre hoy y mañana persista el tiempo cálido aunque con temperaturas máximas menores a las registradas en la semana. No se descarta el desarrollo de algunas zonas de tormenta sobre los valles, de allí al norte y al este de la región.

Para el lunes y martes se espera un nuevo ascenso de temperatura. A mitad de semana el pasaje de un frente frío daría lugar a un nuevo y temporario descenso, con la posibilidad de desarrollo de algunas tormentas. (AR/AC).


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora