El cierre de Pomona por el coronavirus mejoró su economía

Bloquearon el ingreso y salida del pueblo al inicio de la cuarentena. Bajó el desempleo, la asistencia social y creció la recaudación.

Solo un caso de covid-19 se registró en la pequeña localidad del Valle Medio. Fue una persona que se contagió en General Roca

El cerrojo estricto que lleva la pequeña localidad de Pomona desde hace 5 meses -con un sólo caso de coronavirus- le permitió no sólo una buena situación sanitaria sino una mejora de su economía.

Con la cuarentena ha sumado más mano de obra local para la cosecha de cebolla y las tareas en fruticultura.

Por primera vez se abrió una panadería, la asistencia del municipio a las familias bajó más del 50% y su administración ordenada le permitirá que en pocos días se construyan 5 viviendas sociales con fondos propios.

Población

1.500
Los habitantes de Pomona, la pequeña localidad del Valle Medio de Río Negro, que tiene un fuerte perfil productivo y ganadero.

El intendente Miguel Jara (FdT) bloqueó los ingresos con montículos de tierras el 23 de marzo para impedir salidas e ingresos a la localidad y evitó contagios en el pueblo de 1.500 habitantes. Recibió críticas de sus pares y mantuvo entredichos con vecinos y comerciantes que se resistían a la medida.

En junio se registró el único caso positivo de covid-19. Se trató de una mujer que por problemas de salud tuvo que viajar a Roca, donde se contagió. Se recupero semanas más tarde en su localidad.

“Con las medidas que adoptamos reducimos los traslados a localidades vecinas para hacer muchas de sus compras, entre ella el pan y facturas a buen precio. Los restantes comerciantes también están vendiendo hoy más que el año pasado”, explicó Jara.

Muchos desocupados en el pueblo consiguieron trabajo en la cebolla y tareas culturales en la fruticultura. “Hoy podemos decir que mucho de ese dinero que se iba ahora queda en el pueblo y eso nos beneficia todos”, amplió el intendente.

Los montos destinados a la asistencia social en invierno disminuyeron un 60%. En 2019 se asistió a 100 familias en situación de vulnerabilidad y ahora fueron 40 las órdenes de mercadería emitidas.

La recaudación por tasas municipales registra un 80% de cumplimiento.

“A pesar de la situación delicada que vive todo el país y la menor coparticipación recibida, podemos decir que en Pomona estamos bien”, dijo el intendente.

“Todos los días remarcamos los cuidados, aunque acá también hay gente irresponsable que no quiere entender la gravedad de la situación”, cerró Jara.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El cierre de Pomona por el coronavirus mejoró su economía