El déficit en Río Negro sigue alto: llegó a los $2.920 millones

La cifra corresponde al 2017. Con una economía retraída, el rojo fiscal sólo puede ser compensado con más deuda.

Los números presupuestarios siguen complicados. Las proyecciones previstas por el gobierno rionegrino ante Nación señalaban que el déficit en 2017 se iba a ubicar en los 2.000 millones de pesos, mostrando una caída cercana al 40% respecto del año anterior.

Sin embargo, la estadística oficial muestra que el rojo fiscal terminó en 2.920 millones de pesos, casi un 50% por encima del estimado y sólo un 10% por debajo del récord de 2016. Una cifra que genera preocupación en el entorno del gabinete rionegrino teniendo en cuenta que, con una economía que muestra un débil crecimiento, estos desequilibrios sólo se pueden compensar con la toma de mas deuda pública. En este punto es importante remarcar que la partida de amortización de deuda saltó a más de 4.000 millones de pesos durante el año pasado mostrando un salto interanual del orden del 420%.

Dentro de este complejo escenario hay que destacar como positivo que los ingresos corrientes crecieron a una tasa superior (33%) de lo que lo hicieron los gastos (28%) lo que fue determinante para bajar marginalmente el déficit mencionado. Otro dato para destacar es la evolución que mostró la partida de obra pública con un salto interanual del 88%, llegando a tocar los 1.900 millones de pesos al cierre de 2017.

Pero con todo esto claramente no alcanza. El déficit cercano a los 3.000 millones de pesos que muestran las cuentas públicas no es viable de sostener en el mediano plazo, más aún, como se mencionó párrafos arriba, con una economía que no termina de despegar. Dos grandes industrias que históricamente generaron riqueza para la provincia, como es el caso de la fruticultura y el sector hidrocarburífero, no se encuentran en su mejor momento. La primera de ellas está sumergida en una crisis estructural que le llevará años poder remontarla. La segunda, pese a las expectativas que existían, esta reflejando bajas en su producción que terminan afectando los ingresos de las arcas rionegrinas. Es así que los recursos por regalías crecieron el año pasado sólo el 2% mostrando una caída, en valores reales, superior al 20% interanual.

En este contexto, el reordenamiento de las cuentas públicas se vuelve prioritario dentro de la agenda del gobierno. Pero si este esquema no es acompañado con un fuerte desarrollo económico provincial, los números presupuestarios continuarán en rojo independientemente del ajuste que se concrete a nivel fiscal. El aumento de la riqueza, en el actual contexto, sólo puede venir de la mano de las inversiones que pueda inyectar el sector privado en estas tierras.

Datos

Datos

28%
Fue el crecimiento interanual que registraron los gastos corrientes del presupuesto durante el año pasado.
4.000
Fueron los millones de pesos que se terminaron cancelando en 2017 por los compromisos de amortización de deuda.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios