El EPAS denunció drenajes y conexiones truchas

Los usuarios pinchan los caños de agua potable.



El titular del EPAS y el director de Servicios Públicos detallaron las acciones para evitar el derroche de agua.
NEUQUEN (AN) - Las conexiones domiciliarias clandestinas a la red troncal de agua potable, los drenajes "truchos" de la napa freática en las colectoras cloacales y el derroche indiscriminado, son el factor principal del deterioro en el servicio que presta el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) en Neuquén capital.

Para contrarrestar el fenómeno, que creció en los últimos tiempos y amenaza el normal funcionamiento del sistema en la próxima temporada estival, el organismo lanzará una agresiva campaña de controles, con la aplicación de multas y restricciones del suministro del líquido para los infractores.

El presidente del EPAS, Mario Ever Morán, el director de Servicios del área Neuquén, Horacio Carvalho, junto a técnicos y asesores del organismo, ofrecieron ayer un crudo panorama para denunciar la desaprensión de los usuarios, que a través de "pinchaduras" en la red refuerzan el ingreso de agua a sus domicilios, para derrocharla en riego de plantas y jardines o simplemente dejando grifos abiertos.

"La detección de estas irregularidades se suman a los robos de bombas impulsoras, otras instalaciones de las estaciones de bombeo y hasta de los cierres perimetrales. Estos hechos afectan sobremanera el servicio que se intenta ofrecer a la comunidad", dijo Morán.

El funcionario se abstuvo de identificar a los infractores e incluso declinó de señalar cuáles son los sectores en lo que se registran estas irregularidades, pero se supo que las infracciones abarcan a gran parte del casco urbano. "La detección de estas situaciones es permanente", señalaron las autoridades.

La baja de presión del agua en las redes se refleja con la falta de agua en los barrios más alejados del centro, un contratiempo que se reitera año año en la época de verano.

En estos días, desde algunos barrios se denunció que ya han visto resentido el servicio, pero los funcionarios lo relativizaron y dijeron que es circunstancial (ver recuadro).

"Recientemente se han observado numerosas conexiones irregulares de drenajes de efluentes, fundamentalmente de las napas freáticas", dijo Morán. En este caso, los líquidos son derivados a la red cloacal, que en las horas picos de volcado de líquidos se ve saturada.

"La comprobación de esta irregularidad la hacemos cuando, en horas de la madrugada, llevamos a cabo la limpieza de la red. El problema es que no podemos hablar de agrandar la capacidad de la red, porque está prevista para el caudal que de acuerdo a la población debe recibir", señaló Carvalho.

"Lo grave es que estas situaciones afectan a quienes están conectados regularmente, de ahí que vamos a desplegar un agresivo control de infractores", señaló Morán.

La idea es controlar los excesos de consumo del agua potable y los derroches. Atacarán con multas y hasta restricciones del servicio en aquellos casos que se comprueben las irregularidades. Para llevarlo a cabo la campaña se armarán brigadas de vigilancia, con puestos fijos y móviles.

Como para contrarrestar el informe negativo sobre el comportamiento de usuarios clandestinos, los funcionarios aludieron a que en los últimos meses se ha observado un significativo avance en el cobro de facturaciones adeudadas.

En este sentido Morán comentó que el organismo ofrece una serie de posibilidades para que los morosos puedan actualizar sus cuentas.

Hoy normalizan el suministro de agua

NEUQUEN (AN) - La falta de agua potable que se registró en los últimos días en barrios del norte y el oeste de la ciudad, quedará superada hoy cuando se ponga en actividad una bomba que estaba en reparación.

La disminución de la presión en la red troncal resintió el servicio y disparó la alarma en los usuarios.

"Mañana -por hoy- pondremos nuevamente en servicio la bomba impulsora y normalizaremos el caudal. Se trata del acueducto Leguizamón, que se vio resentido circunstancialmente y provocó que la cisterna no mantuviera el nivel óptimo de agua", señaló el ingeniero Horacio Carvalho, directivo del EPAS.

El funcionario añadió que la bomba que quedó fuera de servicio es, precisamente, la de mayor poder.

"Por el momento no tenemos otra para reemplazarla ante situaciones de este tipo, pero está contemplado adquirir una en los próximos meses. Sucede que el costo es muy elevado", añadió el funcionario.

La cisterna que se vio afectada es la que deriva el suministro a los barrios Alta Barda, Copol, 14 de Octubre y Mercantil. Ante la menor presión el contenedor no alcanzaba a recuperar durante la noche el nivel que garantice la distribución domiciliaria normal.


Comentarios


El EPAS denunció drenajes y conexiones truchas