El gobierno lanzó su Plan de Prevención del Delito

El presidente Fernando de la Rúa reclamó una acción conjunta para "sacar las armas de la calle"

El presidente Fernando De la Rúa exhortó ayer a llevar a cabo una "acción conjunta" entre la Nación y las provincias para "sacar las armas de la calle", durante el acto de lanzamiento del Plan Nacional de Prevención del Delito Urbano.

"La colaboración entre la Nación y las provincias es fundamental para afrontar uno de los temas más graves que tiene nuestra sociedad, que es el recrudecimiento de la delincuencia y la preocupación de los ciudadanos por su propia seguridad", indicó el primer mandatario.

El presidente reclamó el trabajo conjunto para "evitar la proliferación de armas de fuego" en poder de los delincuentes. Destacó, asimismo, la aprobación por parte del Congreso d ela ley que endurece las penas de delitos perpetrados con armas de fuego, aunque admitió que en materia de seguridad urbana "Necesitamos la colaboración de todos".

Durante su discurso, De la Rúa también subrayó su "compromiso personal en todas las acciones para la seguridad de las personas y la lucha contra el delito", al tiempo que remarcó que "para sacar las armadas de la calle es necesario una acción conjunta de la Nación y de las provincias", a lo que agregó la participación de la ciudadanía, que es convertida en factor fundamental en la prevención.

Términos como "estructura de gestión mixta; interagencialidad" y "multiagencialidad" se contemplan en el modelo de gestión del plan, aunque a criterio de algunos analistas, lo innovador del plan es el involucramiento de los ciudadanos ante la evidente incapacidad estatal de controlar el recrudecimiento de la violencia.

El jefe de Estado quiso realzar, con su presencia, la importancia política del lanzamiento del Plan Nacional de Prevención del Delito Urbano que, en rigor, aún no cuenta con el respaldo de las provincias.

El Gobierno planea buscar la adhesión de las provincias al plan elaborado por los ministerios de Interior y Justicia, durante la próxima reunión del Consejo Federal de Seguridad Interior que está previsto para la primera semana de setiembre.

Los ministros Federico Storani y Ricardo Gil Lavedra firmaron ayer una resolución para la puesta en marcha el plan que propone la participación de los ciudadanos y de los municipios para combatir la inseguridad urbana.

El plan comenzará a aplicarse, en forma experimental, en tres barrios de Capital Federal (incluido Saavedra donde ya hay una experiencia al respecto), la ciudad de Mendoza y la localidad de Avellaneda.

Entre los objetivos del programa figura la reducción de los delitos callejeros, especialmente los que implican el uso de violencia física, según se indicó mediante un comunicado de prensa.

Los responsables de la implementación del Plan Urbano estará a cargo de los directores de Política Criminal, Mariano Ciafardini, y de Política de Seguridad y Participación Ciudadana, Alberto Giordanelli. A la ceremonia realizada ayer en la Casa de Gobierno estuvieron, además de De la Rúa, Storani y Gil Lavedra, el vicegobernador bonaerense, Felipe Solá, y el secretario de Justicia y Seguridad del gobierno porteño, Facundo Suárez Lastra.

También estuvieron presentes los jefes de la Policía Federal, Santos, y de Gendarmería, Miranda; el subjefe de la Prefectura, Castiglia, y el secretario de Seguridad Interior, Mathov, entre otros.

Ruckauf e Ibarra se reunirán el martes para acordar una agenda de trabajo común y fijar pautas conjuntas en materia de Seguridad entre la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal. (DyN, Infosic)


Comentarios


El gobierno lanzó su Plan de Prevención del Delito