El gobierno nacional le envió una señal a Sapag para que abra una instancia de diálogo con ATEN

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, recibió ayer al sindicato. Poco antes de partir le dejó una nota al gobernador Sapag sugiriendo una mesa de negociación. El juez Labate advirtió que si el gremio corta también el puente Centenario-Cinco Saltos, "desencadenará" el desalojo.

NEUQUEN (AN).- El gobierno nacional, a través del ministro del Interior, Aníbal Fernández, encendió ayer una señal de diálogo entre el Ejecutivo provincial y el gremio docente para resolver el conflicto que mantiene cortado el puente carretero entre Neuquén y Cipolletti, y que amenaza con expandirse en su cuarta semana Antes de partir, Fernández le envió al gobernador interino, Jorge Sapag, una carta cuyo contenido no trascendió pero en la que según explicó previamente rechaza la metodología de la medida de fuerza pero le pide al gobierno abrir una instancia de diálogo entre las partes.

El juez federal, Guillermo Labate, advirtió anoche que si el sindicato docente, ATEN, decide bloquear en las próximas horas el puente que une Centenario y Cinco Saltos, «va a desencadenar el accionar policial».

Dijo que si la medida de fuerza se extiende a otros puntos claves en la circulación interprovincial habrá que convocar a un comité de crisis «y evaluar con Nación el desembarco de efectivos de fuerzas nacionales».

Al cierre de esta edición, el plenario de delegados de ATEN se realizaba en la globa montada sobre el complejo vial y se aprestaba a definir la ratificación del corte, el paro por tiempo indeterminado y la profundización de la protesta con la ampliación de los cortes a los puentes de Centenario y en cercanías de Chos Malal.

Ayer, Fernández desembarcó aquí para desarrollar una actividad partidaria junto a los candidatos de Unión por Neuquén. Pero apenas pisó suelo neuquino se encontró con el paro por tiempo indeterminado, que lleva adelante ATEN en reclamo de una recomposición salarial para los trabajadores del sector, y con el complejo vial que une a Neuquén y Cipolletti cortado.

Y aunque permaneció en la provincia hasta las 20, alcanzó a entrevistarse con la cúpula del gremio docente que le planteó sus reclamos y la situación con el gobierno provincial.

El encuentro se desarrolló a partir de las 14 en un céntrico hotel de la ciudad de Neuquén y se extendió durante unos treinta minutos. Tras el cónclave, Fernández aclaró que «lo primero que le dijimos (a los dirigentes gremiales) es que estamos absolutamente en contra del corte del puente». Pero aclaró que como ministro del Interior in

tentará mediar con el gobierno provincial para zanjar las diferencias por las consecuencias que está ocasionando la medida de fuerza. Adelantó que por escrito se dirigiría al gobernador interino, Jorge Sapag, solicitándole que conforme una mesa de diálogo con la conducción de ATEN.

«Me interesa que se resuelva -enfatizó-. Ahora la realidad de los conflictos, se resuelve cuando usted pone una mesa en el medio y de cada lado se ponen las partes del conflicto y buscan una alternativa para resolverlo. Acá parece que la mesa está y hay una parte que quiere estar, pero del otro lado, no hay nadie».

El candidato a la reelección por el MPN, Jorge Sobisch, recriminó la interferencia de Fernández en el conflicto. Dijo que su visita es «poco seria y que actuó de forma irresponsable» (ver aparte) Aún así, el ministro ratificó que le pedirá a Sapag, que abra una instancia de diálogo con el gremio docente que ayer permanecía sobre el asfalto de los puentes.

Después del encuentro con Fernández, el titular del ATEN, Arturo Nahuel, aseguró que desde marzo están dispuestos a dialogar, pero el gobierno ha cerrado todos los caminos Fernández atendió, además, a un grupo de padres autoconvocados luego de entrevistarse con el sindicato docente. Los padres le plantearon que interceda entre el gobierno neuquino y ATEN para dejar sin efecto las medidas de fuerza (ver página 16) El funcionario nacional recordó que las provincias, entre ellas Neuquén, y el gobierno nacional firmaron semanas atrás un acuerdo para cumplir con 180 días de clases. «No sé de dónde sacarán los 180 días, pero el convenio se cumple», indicó.

«Vamos a intervenir para evitar que el conflicto se profundice», afirmó Fernández. A su lado, Aldo Duzdevich, agregó que «se llegó a esta instancia por la soberbia que demostró este gobierno. Los docentes solicitaron en más 30 oportunidades que los reciban y nunca lo hicieron».

A todo esto, Labate anticipó que si los cortes se extienden al puente Centenario-Cinco Saltos, la única vía habilitada hasta el momento para el tránsito interprovincial, se pondrá en funcionamiento un comité de crisis entre la provincia y el ministerio del Interior de Nación para evaluar el «desembarco de efectivos nacionales si la Policía no tiene capacidad para actuar». Sin embargo, Fernández aseguró que el gobierno nacional «no reprimirá a los manifestantes».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios