El “hospitalito” del Alto deberá esperar en Bariloche

La obra está paralizada y no hay plazo para terminarla, al menos en los próximos años. No tiene asignación presupuestaria y el propio ministro Delfino admitió complicaciones.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El ministro de Salud, Norberto Delfino, informó a “Río Negro” que el hospital de baja complejidad proyectado en la zona Sur de la ciudad quedó paralizado y sin proyección de avance para los próximos años. “El hospitalito quedó el carpeta” resumió el funcionario, al tiempo que lamentó las complicaciones que rodean al proyecto y reconoció que hace falta una estructura de atención intermedia para los populosos barrios del Alto. Delfino fue uno de los autores del proyecto presentado por la Cooperadora del Hospital Zonal en 2003, que proponía la construcción de un centro de Salud de complejidad IV, con sala de internación, en la intersección de la ruta Nacional 40 Sur y Pasaje Gutiérrez. El mayor obstáculo que enfrentó la iniciativa fue la resistencia del Ministerio de Salud a proveer los recursos humanos y presupuestarios para garantizar su funcionamiento. Luego la Cooperadora del “Ramón Carrillo” retiró el financiamiento para la construcción del edificio, a mediados de 2010, los vecinos que impulsaban el proyecto vivieron momentos de zozobra, hasta que en junio de 2011 la exministra de Salud, Cristina Uría, comprometió la inclusión de la obra con algunas modificaciones en el presupuesto provincial del año en curso. Delfino explicó que el proyecto no recibió asignación presupuestaria y se “complicó por varios lados” aunque evitó brindar precisiones. En las sucesivas revisiones, el “hospitalito del Alto” quedó reducido a un centro de complejidad III que se iba a construir por etapas. En el último acuerdo alcanzado entre los dirigentes vecinales y las autoridades sanitarias se decidió la realización de un hospital con consultorios de todas las especialidades, servicios de rayos X, ecografía, laboratorio y sala de emergencias con un vehículo destacado en el lugar para asegurar las derivaciones al “Ramón Carrillo”. Uría había comprometido, además, la contratación de unos 150 agentes para atender esa nueva estructura sanitaria que comenzaría con la construcción de los consultorios, rayos, oftalmología y ecógrafo, servicios médicos que no prestan las salas de Salud del Alto, y en la segunda etapa se instalarán algunas camas para internación.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios