El Limay tiene 14 heridas ambientales

Profesionales del sector detectaron los puntos donde se arrojan desechos cloacales sin tratar al río en Senillosa y Neuquén. Presentaron un estudio a autoridades provinciales.

Neuquén

NEUQUÉN (AN).- El Colegio de Profesionales del Ambiente denunciaron ayer que entre Senillosa y Neuquén existen 14 lugares del río Limay donde se arrojan efluentes cloacales.

Su titular Martín Islas informó que en algunos casos corresponden a desembocaduras de plantas de tratamiento de efluentes y conexiones clandestinas; en otros los líquidos contaminantes vienen desde canales pluviales.

Hace unos meses los matriculados en el colegio realizaron una flotada por el río Limay y detectaron estos 14 puntos donde se contamina el cauce de agua, con lo que elaboraron un informe preliminar.

Este estudio que fue presentado a las autoridades de Recursos Hídricos y de Medio Ambiente, y servirá como paso previo para la elaboración de un plan de monitoreo de los ríos.

Islas explicó que no se darán a conocer, en esta primera instancia, los lugares exactos donde se detectaron los derrames porque, en la mayoría de los casos, se requiere bajar en la orilla y recorrer a pie hasta el nacimiento del trayecto del líquido.

“No podemos decir que corresponde a determinado lugar solo porque está frente al derrame”, dijo.

“Puede suceder que venga desde otro lado a través de cañerías clandestinas y estaríamos acusando injustamente a alguien. Esto requiere de un segundo estudio más complejo y del seguimiento de las trayectorias desde su nacimiento hasta al desembocadura”, explicó el profesional.

Lo que pudo determinar el colegio es que la contaminación es seria y se debe a tres factores, conexiones clandestinas, plantas de tratamiento excedidas en su capacidad y derrames cloacales en pluviales que luego irremediablemente van a parar al Limay.

Esta denuncia salió a la luz menos de un mes antes de que se inaugure la temporada de balnearios. Sin ánimo de sembrar el alerta en la población, los profesionales informaron que en algunos sectores la presencia de bacterias por metro cúbico de agua excede lo permitido, “sobre todo cuando el caudal de agua disminuye considerablemente”, dijo Islas.

“Si me preguntan si se pueden meter al agua o no, yo doy un ejemplo si uno recibe en su mano un pedazo de queso y le dicen mirá que puede estar podrido. ¿Uno que hace? ¿Lo come o no? Es así queda a consideración de cada uno”, agregó el licenciado en Ciencias del Ambiente, pero aclaró que por lo general en la zona de balnearios los índices son los permitidos, salvo raras excepciones.

Advirtió que el volcado del Durán en el balneario municipal es evidente y que también existen varios clubes que tienen costa hacia la Isla 132 donde se ubica la administración del Paseo de la Costa.

Islas comentó además que el secretario de Ambiente de provincia, Ricardo Esquivel se comunicó con el colegio para expresa su apoyo al diseño del plan de monitoreo.

La AIC difundió a principios de año un análisis de cantidad de bacterias pero por la polémica lo discontinuó.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios