“El mercado entendió que el gobierno va a tener cómo pagar mientras negocia”




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Amanece el año 2020 con un nuevo gobierno, una negociación abierta con los acreedores externos, y la puesta a punto de un grueso paquete de medidas económicas. Para analizar la coyuntura, PULSO dialogó con Gustavo Neffa, economista y especialista en análisis de mercados financieros.

PREGUNTA: ¿Qué balance realiza de las primeras medidas de Alberto Fernández?

RESPUESTA: Por más que quieran llamarlo de otra forma, se trata lisa y llanamente de un ajuste fiscal. Consiste en un paquete que si recauda lo que tiene que recaudar, estaría en torno al 2% del PBI para el año 2020. Lo que resulta, es una presión fiscal excesivamente alta. En economía hablamos de la conocida ‘curva de Laffer’, y sabemos que si se incrementa la presión impositiva por encima de la alícuota máxima, la recaudación total es menor. Sucede así simplemente porque los mecanismos de protección de los contribuyentes, como la evasión o la rebelión fiscal, empiezan a funcionar. En pocas palabras, es un ajuste que se traslada al sector privado.

P: ¿Que opina de la palabra ‘emergencia’?

R: Creo que más allá del debate, y de que la oposición votó en contra de la ley, se ha logrado consenso en relación a que Argentina está en emergencia, y que el costado social es importante en momentos en que millones de habitantes han sufrido las consecuencias de dos años de recesión, con una inflación que va a terminar el 2019 por encima del 54% y una pérdida de poder adquisitivo, que ya sea medida en pesos o en dólares, es muy significativa. Con ese marco, nadie puede estar en contra de una redistribución del ingreso más progresiva en el corto plazo.

P: ¿Qué de los posibles aumentos salariales por decreto?

R: Es un nuevo episodio de la injerencia del estado en las empresas, lo cual a mi entender es negativos, en un contexto donde las pymes hacen malabares para sostener a sus empleados y ahora se encuentran además con la doble indemnización.

P: ¿Como analiza los anuncios en relación a los jubilados?

R: Es evidente que Argentina necesita una reforma integral del sistema previsional. Dudo que licuando de esta forma el gasto previsional se pueda llegar a buen puerto. Los anuncios son un bono que puede llegar a generar una sensación de bienestar en el corto plazo con una recomposición parcial del poder adquisitivo, y los aumentos serán otorgados por el Poder Ejecutivo de forma discrecional y no sabemos cómo. Lo que sabemos hasta el momento es que se suspende la movilidad, y desconocemos con qué se la va a reemplazar.

P: ¿Es correcta la distribución del costo del paquete?

R: Hay claramente un foco puesto sobre los sectores que fueron beneficiados por la devaluación, como el agro. Pero también hay un sesgo en materia de política económica, donde algunos se ven perjudicados y otros beneficiados. Es el caso del petróleo. La generación de divisas genuinas, va a estar enfocada en Vaca Muerta en los próximos años, y de allí la rebaja del 12% al 8% en las retenciones a la exportación.

P: El impulso extra a los ingresos más bajos ¿Debiera generar un ‘veranito’ de actividad económica?

R: Si, totalmente. Es la idea básica del paquete. Pero no luce como el camino a seguir en el mediano o largo plazo. Cuando se quiere incentivar el consumo, lo saludable es reducir la inflación como perspectiva hacia adelante manteniendo cierta estabilidad en el nivel de ingresos. Llamativamente no se habla de bajar la inflación. Sí se habla de bajar la tasa de interés, lo cual me parece positivo.

P: ¿Qué opina de la reacción positiva de los mercados financieros?

R: El mercado lo que leyó, es que estos dos puntos de PBI que surgen del paquete de medidas, van a terminar en manos del gobierno, no solo para realizar un aumento del gasto, sino también para reforzar la caja frente a una negociación de la deuda que todavía no empezó. Sabemos que el FMI tiene discusiones con el gobierno desde hace semanas. Lo que desconocemos es el avance con el sector privado. Es decir, el mercado sabe que el gobierno va a tener como pagar mientras negocia.

P: ¿Qué opina del impuesto del 30% a la compra de divisas para atesoramiento?

R: Se trata de un cepo ultra restrictivo y es de esperar que todos los movimientos que veamos en materia de tipo de cambio, se reflejarán a través de la brecha cambiaria, en las diferentes cotizaciones. De todas formas coincido con el que dólar es un bien escaso en nuestro país, y en momentos de crisis, Argentina no puede convivir con un mercado cambiario sin restricciones o límites para la compra de divisas, dado que no hay dólares para todos. Lo importante es recordar que el origen de la crisis cambiaria, es siempre el sector público.


Comentarios


“El mercado entendió que el gobierno va a tener cómo pagar mientras negocia”