El padre de Facundo culpó del secuestro a un juez

El magistrado lo había encarcelado por manejar el juego clandestino.



BUENOS AIRES (DyN).- Roberto Laffont, el padre del chico secuestrado en Luján, denunció ayer que el juez de Garantías de La Plata César Melazo intentó extorsionarlo cuando años atrás lo detuvo por su presunta vinculación con el juego clandestino, y relacionó al magistrado con la pesadilla que vivió su hijo.

"Esto puede ser revanchismo de Melazo y su patota porque no me pudo sacar la plata", dijo el empresario, quien reconoció que entre los 18 y los 50 años se dedicó al juego clandestino, actividad que consideró una "infracción" y no un delito. Y frente a los periodistas que se convocaron para conocer la historia del secuestro de su hijo, llegó a decir que prefería a los hombres que se llevaron a su hijo antes que al juez.

Enterado de ello, Melazo se limitó a decir: "Es lógico que uno de los más grandes dueños del juego clandestino del país se sienta más cómodo hablando con los secuestradores que con el juez que lo metió preso en una causa judicial. La gente suele identificarse por sus similitudes culturales y por su forma de vivir", dijo Melazo al portal Infocielo, de La Plata, tras alegrarse por la aparición del chico secuestrado. Melazo dispuso en 1998 la detención de Laffont, en el marco de la megacausa que instruía para desbaratar una red de juego clandestino en Buenos Aires.

Ayer, junto a su hijo recién liberado, su esposa y su abogado, Laffont ofreció una conferencia de prensa en la que se esperaba que hablara de las horas de angustia que vivieron. Pero imprevistamente, al anunciar que iba a contar cómo había comenzado el secuestro, aseguró que Melazo le "inventó una causa" para pedirle una coima de 500 mil dólares que él se negó a entregarle. Incluso, aseguró que la exigencia fue hecha cuando él estuvo detenido e incomunicado, por un hombre que lo fue a ver a la brigada y le pidió el dinero para desinvolucrarlo de la causa. "Todos los que estaban presos escucharon el pedido y los tengo de testigos. Como me negué a dárselo, me pidieron que hiciera una oferta y yo también me negué. 'Tratá de arreglar con el Flaco porque te va a poner una fianza increíble', me dijeron. Y me puso la fianza más alta de la historia: 1.400.000 dólares, uno a uno. El primer secuestrador acá es Melazo", sostuvo.

Según dijo, Melazo -al que definió como "uno de los más corruptos que hay-, me puso en lo medios diciendo que ganaba 3 millones de dólares por año y de ahí para adelante tuve cuatro asaltos y dos secuestros". "Todo esto se lo debo a Melazo, que se quedó caliente porque a todos les pudo sacar plata, menos a mí porque yo no estaba trabajando más", añadió. "De los 18 a los 50 armé juego y nunca me arrepentí, pero dejé porque había hecho una promesa a mi familia", dijo Laffont.

También aseguró que en uno de los asaltos los delincuentes entraron a su casa y fueron directamente a la caja fuerte, dato que nadie conocía y que él relaciona con el allanamiento que hizo en su domicilio el magistrado de La Plata.

Tras pedirle al ministro de Seguridad bonaerense, Juan Pablo Cafiero, que investigue a la "banda de secuaces" del juez, y desafiar al magistrado a un debate público, Laffont advirtió que si de un lado le pusieran al juez y del otro a los captores de su hijo, se queda con los maleantes, porque "de los secuestradores uno sabe que se tiene que cuidar, pero Melazo tiene que administrar justicia y usa los mismos métodos para apretar y coimear" .

Consultado por el portal Infocielo, Melazo rechazó las acusaciones y dijo: "Laffont vivió e hizo su fortuna quitándole el algodón, la ambulancia y la comida de los comedores a quien lo necesita y que es dada a través de acción social".


Comentarios


El padre de Facundo culpó del secuestro a un juez