El Papa lamentó «el malentendido» sobre el islam

Benedicto XVI dijo que la cita referida al islam hecha el martes y que desató una ola de protestas en el mundo musulmán, "en ninguna forma refleja mi pensamiento personal".

CASTEL GANDOLFO (Italia) – Tras las fuertes protestas en el mundo musulmán, el papa Benedicto XVI lamentó ayer personalmente el malentendido creado por sus declaraciones sobre el islam y la violencia y con ello la indignación desatada en el mundo islámico.

Pese a ello, en Somalia fue asesinada a tiros una monja italiana (ver aparte), presumiblemente en relación con el controvertido discurso teológico que el papa dio el martes en la universidad de Ratisbona.

Lo había pronunciado durante el rezo del Angelus que dirigió desde su residencia vacacional de Castel Gandolfo.

Tras una primera reacción del Vaticano el sábado, Joseph Ratzinger se distanció ayer de la cita que desató las protestas de los musulmanes. «Se trató de una cita de un texto medieval que en ninguna forma refleja mi pensamiento personal», dijo. Pero el papa no extendió sus explicaciones más allá de lo que ya había hecho el sábado a través de un comunicado.

Benedicto no retiró ninguna de sus palabras y tampoco pidió disculpas, como habían exigido numerosos clérigos en el mundo musulmán.

El martes pasado, durante un discurso pronunciado en la ciudad alemana de Ratisbona, Benedicto XVI citó un diálogo de la época medieval entre el emperador bizantino Manuel II Paleólogo con un erudito persa sobre el cristianismo y el islam. «Muéstrame lo nuevo que ha traído Mahoma y ahí sólo encontrarás cosas malas e inhumanas, como haber ordenado difundir con la espada la fe que predica (…). A Dios no le gusta la sangre», dijo en el siglo XIV el emperador que fue citado por el pontífice.

El verdadero significado de sus declaraciones sobre el tema del islam pronunciadas en la universidad alemana de Ratisbona fue «una invitación al diálogo sincero y verdadero con un gran respeto mutuo», aseguró ayer Benedicto XVI.

El Ministerio del Interior italiano ordenó aumentar las medidas de seguridad, también en el Vaticano y en Castel Gandolfo, tras las amenazas provenientes de Irak y Somalia. Por primera vez desde la elección de Joseph Ratzinger como Papa, en abril de 2005, en el Vaticano se ha criticado a Benedicto XVI, según publicó ayer el periódico «La Stampa». El diario italiano cita a un miembro de la curia, quien dijo: «Con Karol Wojtyla (el papa Juan Pablo II), esto no hubiera pasado».

En Teherán, en tanto, el Ministerio del Interior iraní convocó al nuncio del Vaticano. (DPA/AP)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios