El paraguas de Soria se hace chico para contener los antagonismos del PJ

Todos los sectores internos destacan el valor de la unidad para ganar en el 2019, pero el contexto nacional condiciona la convivencia provincial. Pichetto insistió en “dejar atrás” el modelo K y el diputado nacional Doñate salió a cruzarlo, instando al intendente de Roca a elegir entre las dos opciones.



#

Soria y Pichetto estuvieron siete meses sin hablar y se reencontraron en Buenos Aires hace dos semanas.

Una foto de los 15 intendentes reunidos en la Región Sur fue presentada como muestra de unidad por el Frente para la Victoria rionegrino durante el fin de semana.

Pero al mismo tiempo que los jefes comunales emitían desde Sierra Colorada un documento de respaldo para Martín Soria, otras voces con peso partidario e institucional dejaban mensajes que anticipan lo difícil que será para el candidato a gobernador contener bajo el mismo paraguas a la totalidad del peronismo provincial.

“Lo primero que habría que hacer es plantear la unidad. Un modelo sesgado hacia la izquierda puede servir para alguna coyuntura. La provincia en su conjunto tiene una visión ideológica más de centro. Pero bueno, son miradas. A lo mejor él (Soria), que está en el terreno, tiene otra posición”, opinó el senador Miguel Pichetto cuando el viernes pasado dialogó con el programa radial de “Río Negro”.

Allí también sostuvo que a nivel nacional “el partido tiene que reconstruirse, tener una alternativa electoral por el centro” y “dejar atrás el proyecto que se expresó durante casi 12 años, que todavía tiene una referencia en la figura de la expresidenta”.

“Ese ciclo está más para la valoración histórica. No sería bueno, ni electoralmente posible, tener de nuevo la confianza de la ciudadanía”, afirmó.

Sellos o proyectos

“Para tener en Río Negro una gran unidad tenemos que estar de acuerdo en cuestiones elementales. Tenemos que saber si estamos de acuerdo con la instalación de una central nuclear, si estamos de acuerdo con la manera en que se renegoció el contrato del cerro Catedral, si estamos de acuerdo en cómo se endeuda la provincia en dólares... si no estamos de acuerdo en eso es muy difícil una unidad seria. Sería más bien una unidad de nombres y de sellos, pero no de proyectos”, refutó el diputado Martín Doñate.

Los temas que mencionó Doñate son los que tuvieron un aval de Pichetto y su sector legislativo en la provincia, y que fueron enfáticamente rechazados por Soria y el kirchnerismo.

El senador fue concluyente cuando habló de la expresidenta y su entorno político.

“Kicillof sale en radio y uno ve perfectamente cuáles son las definiciones que toman, lo que dicen... dicen estupideces, votan todo que no. Es un esquema radicalizado y es responsable de los últimos cuatro años de gobierno, cuando la economía era casi soviética”, evaluó.

Por eso planteó que “estos muchachos, que solamente quieren que todo vaya mal, también son parte del debate sobre lo que no debe volver a ser el peronismo... es un esquema radicalizado que atrasa 50 años. Hay jóvenes que atrasan”, concluyó.

Dos caminos

El diputado Doñate insistió en la necesidad de que el proyecto del FpV “no tiene que ser simplemente una unidad de estrategia electoral sino que debe ser una unidad de concepción política respecto del rumbo que debemos asumir en Río Negro y en el país, que va a contramano de lo que están haciendo Macri y Weretilneck”.

Y dejó un desafío: “El que quiera conducir tiene que tener inteligencia para lograr eso o elegir: si vamos a un proyecto liderado en el país por Urtubey y Pichetto o vamos a un país liderado por Cristina y los sectores del kirchnerismo”.

¿Candidato a vicepresidente?

El impulso de sectores peronistas a una fórmula presidencial “Lavagna-Pichetto” fue admitido por el senador en el diálogo con el programa “Vos a diario”, aunque advirtió que el proyecto del peronismo federal es más amplio y cuenta con varias alternativas.

“Lavagna es una figura de un gran prestigio en lo económico, pero también hay figuras que tienen hoy responsabilidad de gobierno, como Juan Manuel Urtubey en Salta, Sergio Massa o Juan Schiaretti en Córdoba”, destacó.

Traiciones y “gente de bien”

Pichetto aseguró que a pesar de haber estado siete meses sin hablar con Martín Soria (se reencontraron el viernes 8) , “no ha habido ningún tipo de interferencia ni fractura”.

“Esto le ha permitido a él instalar su estrategia, trabajar con libertad y ganar las elecciones parlamentarias. La política siempre hay que medirla por resultados”, afirmó.

P: El que gana lidera y el que pierde acompaña...

R: Yo muchas veces no lo viví de esta manera. Y muchas veces me he sentido traicionado, pero siempre he actuado de esa manera que usted dice. He tenido siempre prudencia y he trabajado con responsabilidad y con mucho compromiso cuando el padre de Martín Soria fue candidato a gobernador. Lo acompañé desde el primer minuto y estuve al lado de él hasta ganar las elecciones. Así debe actuar la gente de bien.

“Dicen estupideces, votan todo que no. Es un esquema radicalizado y es responsable de los años en los que la economía era casi soviética”.

Pichetto sobre los referentes kichneristas, como Kicillof.

“El que quiera conducir tiene que elegir si vamos al proyecto de Urtubey y Pichetto o vamos a un país liderado por Cristina”.

Martín Doñate, diputado y referente de La Cámpora en Río Negro.

archivo

Datos

“Dicen estupideces, votan todo que no. Es un esquema radicalizado y es responsable de los años en los que la economía era casi soviética”.
“El que quiera conducir tiene que elegir si vamos al proyecto de Urtubey y Pichetto o vamos a un país liderado por Cristina”.

Comentarios


El paraguas de Soria se hace chico para contener los antagonismos del PJ