El plan de Wintershall Dea para Vaca Muerta

La compañía trazó su hoja de ruta más allá de la cuarentena. Planea construir un gasoducto, un oleoducto y sumar 20 pozos. Pero también reclaman un escenario de estabilidad regulatoria.

La industria petrolera es una industria de largo plazo y pese a la brutal crisis que afecta al sector hidrocarburífero de Argentina, la petrolera alemana Wintershall Dea sigue adelante con su plan de desarrollo de Vaca Muerta para retomar ni bien lo permitan las condiciones sanitarias.

Así lo dieron a conocer desde la operadora al detallar el plan de inversiones que tienen previsto para este año en sus bloques Bandurria Norte y Aguada Federal. “Las pruebas de producción extendidas de los pozos pilotos en ambos bloques demostraron una productividad en petróleo muy prometedora. Ahora apuntamos a dar los primeros pasos hacia el desarrollo de los campos”, indicaron desde la firma que tiene su sede central en Kassel.

Las significativas medidas de desaceleración del contagio del virus obviamente tienen un impacto en la actividad económica a escala global, incluyendo a Argentina. También hemos reforzado nuestras medidas de seguridad y cuidado de la salud e introdujimos nuevos protocolos para proteger a nuestra gente mientras salvaguardamos nuestras operaciones”, indicaron desde Wintershall Dea a Energía On.

El plan para este año y el 2021 es prometedor e incluye no sólo una buena cantidad de nuevos pozos sino también numerosas obras de infraestructura de transporte y tratamiento tanto de petróleo como de gas.

“El alcance de la primera fase incluye la perforación de más de 20 pozos y el montaje de instalaciones de tratamiento temprano y oleoductos de vinculación”, detallaron. Y remarcaron que “maximizaremos las oportunidades de sinergias en nuestras operaciones, por lo tanto los dos bloques, Bandurria Norte y Aguada Federal, se desarrollarán en una secuencia optimizada”.

En números

40
kilómetros es la extensión del gasoducto que la firma planea construir para poner fin a los venteos.


A su vez, desde la petrolera se remarcó que “la próxima fase de desarrollo incluye la construcción de un nuevo gasoducto de 40 kilómetros”. Y se precisó que ese ducto “conectará nuestros pozos con las instalaciones existentes en un bloque vecino para evitar el venteo desde los mismos pozos de la fase piloto”.

Es que desde Wintershall Dea se enfatizó que para la firma una parte esencial de su trabajo es minimizar la huella de emisiones de dióxido de carbono.

La clave

2
son las áreas que la operadora posee en la formación en sociedad con ConocoPhillips.

Desde la operadora se destacó la importancia de Vaca Muerta a nivel global y se remarcó que “estamos felices de tener a ConocoPhillips como socio en estos bloques, la combinación de su experiencia en el shale con la experiencia tecnológica de Wintershall Dea y la experiencia local es una combinación perfecta”.

No obstante, desde la petrolera también cuestionaron los cambios en las regulaciones del sector aplicados en los últimos meses y advirtieron que de aplicarse nuevamente cambios deberán reevaluar sus desarrollos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora