El presupuesto dificulta la aprobación del salvataje financiero

Diputados trataba anoche el proyecto de ley de presupuesto 2001 en un debate que estuvo centrado en el aumento del déficit fiscal y el blindaje, puntos criticados por toda la oposición



El Presupuesto 2001 volvió a convertirse ayer en un dolor de cabeza para el Gobierno nacional, en su carrera contra el reloj de los mercados para aprobar las medidas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener el salvataje financiero de alrededor de 20 mil millones de dólares.

Los esfuerzos del Poder Ejecutivo por tener encaminadas la reforma previsional, la desregulación de obras sociales, el control del gasto provincial y el Presupuesto 2001, en momentos en que una misión del FMI se encuentra en el país para analizar las cuentas nacionales y la magnitud del acuerdo (ver aparte), se encontraron con nuevas trabas, esta vez provenientes de la oposición.

Luego de intensas negociaciones para cerrar filas puertas adentro de la Alianza, el Gobierno esperaba un tránsito más tranquilo del Presupuesto 2001 por el Congreso. Pero ayer, la Alianza defendió en absoluta soledad su primer presupuesto.

El tratamiento se inició con la ofensiva del justicialismo que intentó volver el proyecto a comisión, jugada que fue desactivada por cavallistas y partidos provinciales que dieron sus votos a la Alianza para que ésto no ocurra.

Pero las sorpresas llegaron con la tarde. Los gobernadores justicialistas, quienes rechazaron ayer el incremento del gasto público incluido a través de los cambios consensuados en el proyecto original, a instancias de sus propios reclamos por mayores fondos para la asistencia social.

Reunidos en el Congreso con los senadores de su mismo signo político, los gobernadores justicialistas cuestionaron duramente el aumento del déficit proyectado en 7 mil millones de pesos para 2001 y aseguraron que plantearán modificaciones en la iniciativa a su paso por la Cámara alta.

En tanto, en la Cámara baja, donde el Gobierno esperaba un rápido trámite, continuaba esta noche la discusión con fuertes cuestionamientos al incremento del gasto. Los diputados justicialistas ya anticiparon que votarán en contra en la votación en general de la iniciativa, mientras que los provinciales y cavallistas señalaron que seguirían el mismo camino.

Más allá del Presupuesto, la reforma previsional ingresada ayer en el Congreso continúa sin obtener los consensos necesarios (ver aparte)para salir rápidamente, situación que deja menor margen a las negociaciones del denominado blindaje financiero.

En el caso del pacto fiscal con las provincias, no habrá problemas para su transformación en ley, mientras que el nuevo decreto de desregulación de obras sociales está ya listo.

La demora en la resolución del salvataje financiero, que Economía espera acordar cuanto antes para alejar todo peligro de cesación de pagos para 2001 y con ello restablecer la confianza internacional, obtener rebajas en el riesgo país y en las tasas de interés, se traducía ayer en nuevas bajas en el mercado bursátil local y retrocesos en los bonos de deuda (ver aparte).

El dictamen que se analizaba anoche preve una pauta global de gastos de 51.000 millones de pesos, una tasa de crecimiento de la economía de 2, 5% y un déficit cercano a los 7000 millones.

El caso argentino

Paralelamente al tratamiento parlamentario del presupuesto, Machinea, analizó junto a más de 15 economistas el cuadro de situación de la Argentina y las medidas recientemente impulsadas por el presidente De la Rúa.

Hubo un consenso generalizado acerca de que se “está por el buen camino”, pero señaló que existieron algunas diferencias con respecto a la modificación de la ley de Responsabilidad Fiscal.Hay quienes consideran que había que intentar cumplirla y luego si no era posible ver qué medida tomar, mientras que otro grupo apoyó la idea de la ampliación. (Télam, DyN, Infosic)

La Bolsa, en picada

En la Bolsa de Comercio los operadores no abandonaron su posición de extrema prudencia, esperando el decisivo avance parlamentario del Presupuesto y, como mientras tanto nadie quiere arriesgar sus fichas, los precios de los principales papeles cayeron ayer 2,75 %, según el índice Merval.

Según los expertos, el mercado recibió como una buena noticia la inminencia del blindaje financiero, pero preocupa que en el Congreso no tenga un tratamiento rápido el Presupuesto corregido, lo que podría acelerar la instrumentación del paquete de ayuda financiera de los organismos multilaterales.

La caída de los precios en la Bolsa se produjo simultáneamente con una aceleración de los volúmenes, ya que el monto de las transacciones alcanzó a 24,83 millones de pesos (anterior 15,79), de los cuáles 7,1 millones correspondieron a empresas extranjeras a través de los certificados de depósito argentinos (Cedars).

Pero también los operadores siguieron de cerca la debilidad de las compañías de alta tecnología que encierra el Nasdaq neoyorquino y los imprecisos movimientos del tradicional Dow Jones. En Wall Street, el mercado electrónico se hundió 5,05 y el índice bursátil más famoso del mundo, el Dow Jones quedó 0,36 % abajo.

En opinión de los analistas, la prolongada incertidumbre electoral en los Estados Unidos estaría llegando a su fin, ante lo cual los inversores en acciones tradicionales respondieron sin precipitar ventas de importancia. (Télam)

Para bajar costos laborales

El Gobierno lanzará ayer el denominado “Sistema de Simplificación y Unificación de Inscripción Laboral”, que tiene como objetivo que el registro de empleadores y trabajadores se realice mediante un único trámite.

El nuevo sistema, que se pondrá en marcha el 15 de diciembre, tiende a favorecer “la reducción de los costos de los empleadores, incentivando la promoción y regularización del empleo”, además de “eliminar las trabas burocráticas”, según se informó. El presidente De la Rúa presentará el nuevo plan de registración laboral durante una ceremonia que se realizará hoy.

La iniciativa busca que la inscripción de empleadores y trabajadores se realice por una sola ventanilla y mediante un único trámite, ya sea en forma personal (en las agencias de la AFIP), por teléfono o por internet (www.simplificación.com.ar).

La mala suerte argentina

El premio Nobel de Economía 1999, Robert Mundell, defendió ayer la dolarización para la Argentina y dijo que el país “sólo ha tenido mala suerte”.

El economista canadiense dijo que “la Argentina es un país que ha logrado estabilidad en materia económica”. No obstante, lamentó que haya sufrido el impacto de problemas externos, como la crisis mexicana y la devaluación monetaria brasileña, a la vez que señaló también como uno de los obstáculos, el hecho de que “el dólar estadounidense haya sido una moneda muy fuerte y que se haya producido por eso una apreciación del peso argentino”.

“Sólo han tenido mala suerte, pero han logrado estabilidad”, dijo el premio Nobel distinguido por su análisis de la política monetaria y fiscal bajo diferentes regímenes en contar con buenas reservas de dólares, y consideró también primordial que “todo el mundo esté consciente de que es un buen proyecto”. (DyN)

Desregulación de obras sociales

El Gobierno adelantó ayer que el decreto que desregula el mercado de las obras sociales está “concluido y a la firma” del presidente De la Rúa, bajo la amenaza de los gremialistas, quienes se mostraron dispuestos a zanjar sus diferencias y unirse para resistir la medida.

“Todos los trabajadores, los que se incorporen al sistema a partir del 1 de enero y los que ya están en el sistema, podrán elegir su obra social. El sistema tendrá además una garantía de 20 pesos de aporte para cada trabajador y cada miembro de su familia”, detalló la ministra Bullrich.

La jefa de la cartera laboral aseguró que la desregulación de las obras sociales busca “eficiencia, eficacia y mejor administración” y que el gobierno “está convencido de que es una medida muy importante”, por lo que rechazó las críticas al proyecto expresadas desde sectores sindicales.

La iniciativa mantiene en alerta a los gremios, que temen que sus obras sociales pierdan una buena cantidad de afiliados y con ello una importante cuota del poder económico de los sindicatos.

En este marco, dirigentes de las distanciadas CGT que lideran Daer y Moyano, respectivamente, se reunieron ayer para coordinar una protesta conjunta con fecha próxima.

Por otra parte, el gobierno anunció un plan de ajuste del PAMI que incluye la apertura de un régimen de retiro voluntario. (Infosic)


Comentarios


El presupuesto dificulta la aprobación del salvataje financiero