El puma se fue nadando del iceberg a la deriva en El Calafate

Guardaparques y personal de Prefectura rastrillaron el témpano y la costa en Lago Argentino (Santa Cruz) y concluyeron que se fue por sus propios medios. Había sido avistado el martes por 80 turistas desde un catamarán. "El puma es buen nadador y no necesita asistencia humana para su supervivencia", señaló el Parque Nacional Los Glaciares.

La Intendencia del Parque Nacional Los Glaciares informó que a primera hora de ayer un equipo del área protegida se trasladó en una embarcación propia hasta el área del Lago Argentino en Santa Cruz, donde el martes se produjo el avistaje de un puma en un bloque de hielo a la deriva. "Tras recorrer la zona por largas horas, rastrillando témpanos, lago y costas, no se detectó su presencia, pudiendo inferir que el animal se fue por sus propios medios", señaló en un comunicado.

Personal de Prefectura Naval Argentina a bordo del guardacostas monitoreó el área con igual resultado. "De todas maneras, personal del Parque continuará realizando el monitoreo de la situación a fin de evaluar medidas a implementar en caso de ser necesario", señaló la Intendencia del parque nacional.

El puma fue avistado desde un catamarán. Foto: Luis Alejandro Acharez

Como se explicó en comunicado anterior, el puma es un animal silvestre, adaptado a las condiciones climáticas de la región, buen nadador y no necesita de asistencia humana para su supervivencia.


El avistaje


El puma había sido el martes sobre un témpano del Glaciar Upsala por 80 turistas nacionales de un crucero que realizaba una excursión en el Lago Argentino, en Santa Cruz, cerca de El Calafate.

"Llevábamos 80 pasajeros en una excursión de ocho horas que había partido a las 9 de la mañana y a las 13,15 en la entrada del Canal Upsala, en uno de los témpanos divisamos un animal que enseguida por la silueta nos dimos cuenta que se trataba de un puma", dijo a Télam Pablo Mazzei, capitán del crucero María Turquesa

El capitán de la embarcación dijo que al divisar el puma decidieron acercarse "sigilosamente hasta unos 50 metros, para poder capturar las secuencias" de imágenes y videos que se viralizaron.

Los rastrtillajes de ayer de Parques Nacionales. Foto: Luis Alejandro Acharez

"Fue tremendo", aseguró Mazzei sobre el avistaje, y dijo que al acercarse el catamarán, de unos 18 metros de alto por 40 metros de largo, el puma "subió más arriba del témpano bastante grande que avistamos".

El capitán, oriundo del sitio turístico que tiene al Glaciar Perito Moreno como su mayor atracción mundial, dijo que nunca había visto un ejemplar de puma arriba de un témpano.

"Tenés que tener una suerte bárbara, son milésimas de segundo que pasamos por un lugar o por otro, y llegar a agarrarlo justo en ese momento es espectacular", añadió.

Mazzei dijo que eran turistas de todo el país los que pudieron apreciar el espectáculo, que se produjo cuando estaban por divisar el Glaciar Upsala.

"Hoy no hubo navegación, estamos navegando tres veces por semana, pero seguro que ya está en tierra firme, ayer mismo seguro, porque es habitual que crucen, lo que no es habitual es verlos. El puma anda en la nieve y en el hielo", destacó Mazzei.

El puma el martes sobre el témpano. Foto: Luis Alejandro Acharez

La intendencia del Parque Nacional Los Glaciares por su parte, emitió un primer comunicado en el que informó sobre el avistaje y enfatizó: "el animal llegó por sus propios medios al sitio, dada su condición de buen nadador, y se espera que de igual manera regrese a la costa".

"El área protegida cuenta con registros anteriores donde pumas han cruzado a nado de una costa a la otra, en sitios como el Brazo Rico. De todas maneras, personal del parque está realizando el monitoreo de la situación a fin de evaluar medidas a implementar en caso de ser necesario", añadió.

Ayer, tras rastrillar la zona infirieron que se fue por sus propios medios.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El puma se fue nadando del iceberg a la deriva en El Calafate