“El que no tiene memoria”

El que no tiene memoria, menos tiene presente y de hecho condena su futuro. En esta frase utilizada a propósito de las elecciones PASO celebrada en todo el país se encierran muchas verdades. Más allá de los resultados y de los porcentajes que invitan a pensar y sacar números con vistas a los próximos comicios de octubre, hay que destacar cómo a los políticos les cuesta cada vez menos utilizar la mentira y la actitud camaleónica para, entre otras, confundir al electorado, enredándolo en peleas y acusaciones estériles, para no decir absolutamente nada y mucho menos de lo que la ciudadanía está esperando escuchar respecto de temas programáticos como el narcotráfico, la seguridad, la pobreza, la inflación, la justicia, la educación, impuesto a las Ganancias, cepo cambiario, deuda externa, fondos buitre, YPF, Aerolíneas, subsidios etc., y que a la fecha solo se esbozan, en parte, en los discursos de Massa. Recomiendo la lectura de mi carta, editada por este medio el lunes 8 de junio del 2015, “El voto para un verdadero y profundo cambio”, deseando que el tiempo que resta a octubre, al menos los políticos mejor posicionados debatan estos y todos los temas que sean necesarios debatir y que se comprometan por escrito para evitar sufrir otra desesperanza. Leer y fundamentalmente saber escuchar constituye el camino al éxito. Al respecto he recomendado muchas veces, entre otros, a Beatriz Sarlo, que propone moralizar la sociedad investigando toda la corrupción generada en esta década, y a Santiago Kovadloff, de quien hoy recomiendo la entrevista con el diario “La verdad” de Junín del domingo 5 de julio del 2015, “El kirchnerismo es el resultado del fracaso de la República”, como así también su última publicación, “Las huellas del rencor”, meditaciones de una década autoritaria; Kovadloff además decidió participar activamente en el esclarecimiento de la muerte del fiscal Nisman, hoy, a más de seis meses del hecho, todavía sin definición. Dichas meditaciones están asociadas con la expresión de Luis Etchevehere, presidente de la SRA, quien afirmó que la realidad era además la década depredada contra la definición del gobierno sobre la década ganada. El respeto por las instituciones es lo que hace que nuestro país sea una república, pero lamentablemente no puede serlo a raíz de las tantas y desafortunadas intervenciones del gobierno, como el mantener a rajatabla nada más y nada menos que el procesado vicepresidente de la república Amado Boudou; el destronar de sus cargos a todos aquellos jueces que no les son favorables; no permitir tampoco que existan investigaciones que comprometan a funcionarios de alto rango –precisamente, el caso de estos últimos días de Aníbal Fernández fuertemente sospechado y denunciado, entre otros por Graciela Ocaña, las Dras. Elisa Carrió y Margarita Stolbizer, de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez y contrabando de la efedrina, hoy candidato a la gobernación de la provincia de Buenos Aires–. En principio este y otros tantos hechos en los cuales muchos se escudan como producto de una campaña sucia obligan a otros, como por ejemplo al propio Zannini, candidato a vicepresidente de la república a cambiar el discurso del accionar de la Justicia. En la opinión de un simple ciudadano como el que suscribe me pregunto: ante una denuncia, ¿por qué no dejar que la Justicia investigue la veracidad de los hechos? Y de no ser cierto, existe también la misma Justicia para castigar a los denunciantes. La última realidad que golpea a buena parte de nuestra sociedad y que se contrapone con más mentiras de los políticos de turno son las inundaciones de Pergamino, Chacabuco, Junín, Luján, San Antonio de Areco, Bernal, etc., etc., situación de la que nadie habla pero siguen prometiendo solucionar, y esto viene así desde los años 70. Por último aspiro a que la oposición, en sus dirigentes, uniéndose con actitud de madurez y grandeza, supere con éxito este gran desafío. Interpreto, al menos, que es lo que está esperando toda la sociedad, que no quiere más de lo mismo. Silvano Giacolla Caruso DNI 8.119.343 Cinco Saltos

Silvano Giacolla Caruso DNI 8.119.343 Cinco Saltos


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora