El sobischismo desinfló el diálogo con la oposición

El oficialismo sorprendió ayer a todo el mundo, inclusive al propio vicegobernador Jorge Sapag, con un ataque a fondo contra la Alianza, con la que se aprestaba, hasta la víspera, a aprobar un paquete de cuatro leyes consideradas vitales. Trabado debate legislativo.

NEUQUEN (AN).- Dos días después de que se anunciara que el acuerdo con la oposición está en marcha y que antes de fin de mes se aprobaría el presupuesto, el gobierno sorprendió ayer a todo el mundo, incluido el vicegobernador Jorge Sapag, con una embestida contra la Alianza destinada a arruinar el diálogo que había comenzado a forjarse cuando Jorge Sobisch estaba en España.

Todo comenzó temprano, por la mañana, cuando el gobernador le dio a entender a la radio UNC-CALF que la flexibilización en el ajuste en el Estado de la que había hablado el lunes su principal hombre en la Legislatura, Federico Brollo, no se ajusta a la realidad de las finanzas de la provincia. «No tengo un número que me indique que haya un avance real», fue lo que dijo Sobisch.

Por la tarde, en una sesión de la Cámara de Diputados en la que se iba a aprobar la moratoria, el bloque de la Alianza pidió un rechazo a los agravios que había escrito el presidente del banco estatal, Luis Manganaro, en una nota dirigida a la bancada. Lejos de hacerlo, Brollo adscribió a las calificaciones -«vagos caros» y «ñoquis de lujo»- y sumó la de «máquina de impedir».

«No veo que haya avances sustanciales en el tema del presupuesto». Esta frase de Sobisch no se corresponde con la que Brollo pronunció hace dos días: «en dos semanas, antes de que finalice julio, estaría aprobado el presupuesto».

El gobernador, que ya mantuvo contactos con sus diputados, terminará de repartir sus directivas mañana, durante una reunión ampliada de gabinete. «Me voy a reunir con los diputados para ver qué análisis se ha hecho para que en menos de 30 días se hayan solucionado los problemas que existen», anticipó Sobisch lo que se hablará en el encuentro.

El gobernador y sus diputados estaban sumamente molestos por las precauciones -publicadas ayer por «Río Negro»- del secretario de Energía de la Nación, Daniel Montamat, en el trámite de prórroga de la concesión del yacimiento Loma de la Lata, que es lo que reclama Repsol a cambio de una multimillonaria inversión.

«Lo que sigue dándose son informaciones que a mí no me sorprenden, (son) las mismas que se han dado desde un principio tratando de desacreditar y descalificar el acuerdo que hemos hecho, fundamentalmete de parte de todas las personas que conocemos y que permanentemente están descalificando el acuerdo», dirigió sus críticas contra la senadora de su partido Silvia Sapag.

Jorge Sapag habló en la sesión de concordia y refutó, sin nombrar a Manganaro, los datos sobre los ingresos de los diputados que había dado a conocer el presidente del banco. Pero el discurso de Brollo lo descolocó porque anunció su adhesión a las críticas y recomendó: «estamos en política, no en un colegio de señoritas, y nos la tenemos que bancar. Están llorando como una Magdalena».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios