El viernes se realizará otra reunión por los despidos en Vaca Muerta

El secretario General de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, confirmó que Nación convocó a las autoridades del gremio para intentar resolver el conflicto laboral. En el encuentro estarán los ministros de Trabajo y Producción: Claudio Moroni y Matías Kulfas.





Hoy se realizó la primera asamblea informativa en Catriel.

Hoy se realizó la primera asamblea informativa en Catriel.

El secretario General del sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, confirmó que Nación convocó al gremio a una reunión el próximo viernes 17 con las autoridades y ministros de Trabajo y Producción de Nación: Claudio Moroni y Matías Kulfas.

El objetivo de la convocatoria es intentar resolver el conflicto que dejó a casi 2000 trabajadores de la industria con incertidumbre laboral.

Sin pelos en la lengua, durante la primera asamblea por la crisis laboral del sector, el secretario general del Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, aseguró que se parará toda la actividad en Vaca Muerta si hay despidos.

La asamblea que se desarrolló hoy en el acceso de la ciudad de Catriel fue la primera de una recorrida por varias locaciones petroleras de la Cuenca Neuquina. La misión es difundir entre los afiliados del gremio la situación actual y detallar cuál será el plan de acción.

"No habrá paz social con trabajadores en la calle. Las empresas deben tomar este tema y proponer soluciones. Queremos terminar con los despidos y suspenciones", expresó Pereyra.

El gremialista estuvo acompañado por el secretario Administrativo, Marcelo Rucci, el secretario Adjunto, Ricardo Astrada y el delegado regional de la zona, Ceferino Leiva.

La conciliación obligatoria, que acordaron voluntariamente extender entre el gremio y las cámaras de empresas de servicio del sector, caducará el próximo 28 de enero. En diálogo con Río Negro, Pereyra aseguró que las empresas "no mostraron voluntad" para resolver el conflicto.

Una vez que termine el período de conciliación se descongelarán los casi 2000 despidos y suspensiones que se frenaron con la medida.

Sobre la extensión de la conciliación, Pereyra argumentó que fue aceptada porque era "muy complejo" mantener la negociación en medio de una conciliación y un cambio de gobierno.

"No habrá titubeos en esto: si hay despidos, se para toda la actividad. Esto lo deben resolver las empresas y no vamos a cargarle tintas al gobierno nacional”, sostuvo el secretario general.

Por último, Pereyra volvió a confirmar que el 23 de enero se realizará una gran movilización de afiliados en la capital de Neuquén.


Comentarios


El viernes se realizará otra reunión por los despidos en Vaca Muerta