Empezó como parteneire y ahora es una de las magas más conocidas del país

Dolly Kent se presentará mañana en el Cine Teatro Español en el contexto del noveno Congreso de Magia e Ilusionismo de Neuquén. Prometen una noche inolvidable.

Cuando se habla de un espectáculo de magia, casi inevitablemente, se piensa en un varón como protagonista de la escena. Y claro, es que las mujeres magas son pocas en el país pero también en el mundo.

Mañana el Cine Teatro Español abrirá sus puertas a una gran gala de magia y, por primera vez, una mujer será parte del elenco que intentará asombrar al público valletano.

Ella es Dolly Kent, por supuesto que ese es su nombre artístico, pero así la conocen alrededor del mundo. Fue campeona latinoamericana y es reconocida como una de las mejores magas del país y de la región.

No sólo pertenece al pequeño grupo de mujeres en el mundo de las ilusiones, sino que también se destaca por ser una de las únicas que se dedica a la magia de escenario.

“Yo hago manipulación, me dedico a lo que es escenario nada más. La manipulación es la aparición y desaparición de objetos pequeños a la vista de la gente. Yo tengo personajes diferentes y cada personaje tiene sus elementos a manipular, todo eso sucede en el escenario así que flotan cosas, vuelan, aparecen y desaparecen, de todo un poco”, aclaró ella en diálogo con “Río Negro”, sobre el tipo de magia que ocupa sus días desde hace nueve años.

Lo cierto es que este arte llegó a su vida casi mágicamente. Sólo faltó con que lo deseara y la propuesta apareció. Luego el talento, el estudio y la práctica jugaron un rol fundamental para que María Dolores Babaro se convirtiera en Dolly Kent.

“La magia llegó a mi. Yo era bailarina y acróbata de altura, en un momento me llegó una audición y fui. Lo loco es que una semana antes estaba con una amiga mirando el programa de Susana Giménez y vi a un mago haciendo una gran ilusión y le dije a mi amiga que quería hacer eso. Y a la semana mágicamente llega la propuesta de audicionar para trabajar con ese mago”, contó Dolly que durante tres años fue parteneir de un famoso mago.

Y siguió: “audicioné con muchísimas otras bailarinas, tuve la suerte de quedar para el proyecto y arranqué a trabajar en la magia. Y una vez que empecé a trabajar en magia, me pasó lo que le pasa a cualquier artista de variedades que empieza a trabajar en magia, te das cuenta de lo poderosa que es. Una vez que entrás al mundo de la magia y sentís lo que es arriba del escenario, no la podés dejar, te cambia la vida completamente”, confió la bailarina y acróbata que dio sus primeros pasos en la magia siendo la chica de la caja a la que un mago corta en pedazos.

“Al principio me especialicé en caja y en grandes ilusiones, pero después decidí que quería ser maga, me puse a estudiar muchísimo y en tres años ya estaba a nivel de la competencia latinoamericana”, contó Dolly sobre el camino de este presente exitoso.

Dolly, en el escenario, con uno de sus trucos de magia.

Las magas son pocas. Es verdad, pero ella aseguró que eso está empezando a cambiar y además destacó que el ser mujer, en su caso, no fue un obstáculo en el desarrollo de la profesión.

“Somos pocas, es una rareza ser mujer, pero por suerte ahora está cambiando, el mundo está cambiando entonces la magia también cambia acorde con el mundo”, aseguró Dolly que logró hacerse su lugar en la cartelera latinoamericana.

“Muchos piensan que yo no soy feminista y yo me río mucho de esa situación, porque claramente sí lo soy. Todos los días que me levanto lucho en la vida, en el mundo y en la sociedad en la que vivimos que es bastante machista, que lo sabemos todos y que es una realidad pero que, por suerte, está cambiando”, agregó Dolly.

Sin embargo ella confíó que en su carrera no sufrió el machismo dentro del mundo del ilusionismo: “la verdad es que en el ambiente de la magia no he sufrido el machismo. Pero tenés que ser buena para que realmente te tomen en serio, tenés que estar a la altura de lo que la magia necesita arriba de un escenario que no significa estar a la altura de los hombres”.

“La realidad es que la magia está inventada por hombres y siempre estuvo performada por hombres, entonces las mujeres necesitamos una investigación muy profunda para poder hacer ciertos efectos que hacen los magos porque está todo muy preparado para ellos”, cerró sobre los desafíos que enfrenta una mujer para destacarse en el mundo mágico.

La magia otra vez inunda la ciudad

Mañana, sábado 7, a las 21:30, en el Cine Teatro de Neuquén (avenida Argentina 235) tendrá lugar la cita anual con los mejores exponentes de la magia. Se trata de la gala de 9° Congreso de Magia e Ilusionismo de Neuquén.

Este año al anfitrión Sebastián Rozenberg lo acompañarán en escena Alex Nebur, Wiliiam Seven, Merpin y Juan Pablo Ibáñez. Pero además en esta nueva gala se contará con la presencia, por primera vez, de una exponente femenina del género que sorprende al público: Dolly Kent.

Desde la organización prometen una noche “llena de efectos únicos, con una gala de magia a pura ilusión”

A su turno los seis artistas interpretarán sus mejores rutinas y luego interactuarán entre ellos.

Es así que habrá grandes ilusiones, mentalismo, manipulación, cartomagia, ventriloquia, entre otras ramas.

500
pesos cuesta la entrada más barata. Los pases para las primeras siete filas tienen un valor de 600 pesos. Se consiguen en boletería.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora