En Bariloche ocupan hoteles en señal de protesta

Trabajadores de la empresa El Rápido Argentino tomaron pacíficamente dos hoteles céntricos en defensa de los puestos de trabajo y porque no les cumplen con el pago de salarios.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Trabajadores de El Rápido Argentino iniciaron una ocupación pacífica en dos hoteles céntricos en defensa de sus puestos de trabajo ante los reiterados incumplimientos salariales y contractuales de la empresa.

Ayer la transportista -una de las dos principales operadoras de turismo estudiantil de la ciudad- se presentó en convocatoria de acreedores y estudiaba una forma de solución a los conflictos emergentes con sus trabajadores.

El responsable de relaciones públicas de El Rápido Argentino, Julio Melgarejo, aseguró a «Río Negro» que la medida «no afecta los servicios normales de la empresa», aunque reconoció que la decisión «causó sorpresa en varios lugares».

El ejecutivo explicó que el llamado a convocatoria «forma parte de una reestructuración económica y financiera» y que las respuestas al conflicto local «están dentro del paquete». En tal sentido estimó que se producirá una definición antes del fin de semana.

El secretario General de Utghra, Samuel Sambueza, indicó que los problemas laborales del sector «se concentran con las empresas de turismo estudiantil» y adelantó que el gremio mantendrá reuniones con otras operadoras en la semana. «Tenemos una situación emergente en la cadena Daminato que esperamos se resuelva y también con Río de la Plata», puntualizó.

Los incumplimientos salariales que afectan a unos doscientos empleados de El Rápido Argentino se remontan al mes de septiembre e incluyen las liquidaciones de trabajadores temporarios. La empleadora cuenta con plazo hasta el 15 de cada mes para saldar los haberes del personal, de acuerdo a un convenio suscripto ante la subsecretaría de Trabajo de Río Negro.

Sambueza se hizo eco de la incertidumbre de los trabajadores y afirmó que «la preocupación ahora es saber que va a pasar con el mes de noviembre y con el futuro de la empresa».

El gremialista consideró que no existe un marco de diálogo cierto debido a que la empresa «no acata ninguno de los acuerdos firmados y la delegación local de Trabajo no tiene herramientas para hacerlos cumplir».

La medida de fuerza comenzó el lunes por la noche. Los trabajadores se instalaron en dos establecimientos de la cadena hotelera y establecieron guardias para mantener la ocupación pacífica hasta la resolución del conflicto. «No nos vamos a retirar hasta que nos den respuesta a los problemas de fondo», aseguró Sambueza.

El pasado 31 de octubre la empresa despidió a 34 trabajadores, con 20 años de antigüedad promedio, alegando «gravísimas causas económicas», lo que derivó en una prolongada negociación ante la delegación de Trabajo. El conflicto culminó con la desvinculación de 14 trabajadores y el compromiso de la empresa de liquidarles en cuatro cuotas la indemnización.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios