Exclusivo Suscriptores

«El fin del amor» y «Matate amor»: dos escritoras argentinas saltan a la pantalla y a Hollywood

Tamara Tenembaum y Ariana Harwicz son escritoras y argentinas. La primera es autora de “El fin del amor”, que se convirtió en serie para Amazon, y la segunda escribió “Matate, amor”, que compró la productora de Martin Scorsese y que protagonizará Jennifer Lawrence.

La literatura argentina, incluso la literatura más independiente de la Argentina, toma zonas de protagonismo que no parecían destinadas -a priori- a ellas.
Hay dos ejemplos en los últimos días que resaltan las virtudes de nuestras letras y de la calidad de las obras. Una es “El fin de amor. Querer y coger”, de la escritora y docente Tamara Tenenbaum, que se ha convertido en una serie para Amazon Prime Video, con Lali Espósito en el papel principal, y la otra es “Matate amor”, un libro perturbador y brutal sobre la maternidad y el deseo, escrito por Ariana Harwicz, cuyos derechos fueron comprados por la productora de Martin Scorsese y que será protagonizada por Jennifer Lawrence.

Tamara Tenenbaum y Ariana Harwicz, dos autoras argentinas que se pueden disfrutar en libro y pantallas.


Y aunque no son -ni serán- los únicos casos de libros de autoras argentinas que llegan a la pantalla, hay algo que une estas dos propuestas, y es la manera en que ambas piensan y repiensan el amor y sus formas.


“’Matate amor’ es un libro marginal, es literatura recontra independiente, a pesar del camino hermoso de traducciones que ha tenido, así que me parece un encuentro entre dos mundos muy increíble, muy distinto a todo lo imaginado. Yo pensaba que las historias que llegan a Hollywood con actrices tan taquilleras eran otras. Y eso da esperanza, se puede escribir desde las sombras”, dijo Harwicz cuando supo la noticia.


El de Harwicz es un libro incómodo, que desarma por completo el arquetipo de la maternidad y que se alimenta y rompe no sólo los tabúes de la maternidad, sino también los del matrimonio y el sueño moderno de la vida fuera de la ciudad. Está escrito desde la voz de una mujer que -no deseaba pero- es madre, y que sufre el posparto, en medio de un escenario rural de un país que no es el propio, y que se le presenta como un corset más. Es un libro salvaje, una especie de ventana que permite observar y escuchar la rumia mental de una mujer que está al borde en todo sentido y que no aguanta más: ni su matrimonio, ni todo lo que implica estar ahí aislada haciéndose cargo de un bebé.


La protagonista, una académica que ya ni siquiera trabaja, piensa en ella misma sin piedad: “Leé, idiota, me digo, leéte una frase de corrido” se dice. “Ahora soy una campechana que cuelga las medias de mi hombre y mi bebé, los calzoncillos y las camisas”, se describe.
Ariana Harwicz siempre arriesga en su literatura; la corrección política no es lo suyo. “Propongo cubrirnos con comillas para no ofender a nadie”, ironizó cuando su traductora propuso usar comillas cada vez que la protagonista de otro de sus libros, “La débil mental”, se decía a sí misma “retrasada mental”.


Más problemas tuvo con “Degenerado”. En 2019, cuando salió publicado ese libro en el que el protagonista es un hombre acusado de abusar y matar a una niña, fue cancelada. “La pederastia es otra versión del amor”, dice el personaje. Y aunque la autora salió a explicar que como autora intentó meterse “en la cabeza de un tipo que, sin empatía con nadie, odia la ley y la ley, con mucha razón, lo odia a él”, en Francia, donde vive, tuvo que dar muchas explicaciones.
Es más, “Matate, amor” fue leída en Francia en un juicio en su contra como “ejemplo de que una novela en la que el personaje odia la maternidad vuelve mala a la autora”. La autora sufrió el boicot de su obra en la librería del municipio francés donde reside y fue rechazada por las editoriales del país. “Pensé que estar en Francia me protegería, sin embargo me causó problemas”, se lamentó.


El libro de Tamara Tenembaum es “El fin del amor. Querer y coger”. Ella es poeta, docente, estudió filosofía y escribe columnas para Diarioar.


Hay cosas/ que para hacerlas/ poemas/ solo hay que contarlas./ Mi papá se murió/ el día/ que fue a la AMIA/ a hacer el trámite/ para enterrar a su papá/ (mi abuelo)/ en el cementerio/ de La Tablada./ Listo.
Este es un poema que Tamara escribió en 2017 y es, si es que es necesario aclararlo, una manera breve, contundente y conmovedora de recordar a su padre, que murió en el peor atentado de la Argentina, el de la AMIA, ese tristísimo 18 de julio de 1994.


El libro, un best seller que llegó a convertirse en serie, es un ensayo que se mueve entre la autobiografía y el manifiesto feminista sobre cómo se entiende hoy el amor y a qué trampas y contradicciones hay que enfrentarse.


La serie -y el ensayo también, claro-, explora el viaje de una filósofa de la cultura pop que se resiste al amor romántico y a la monogamia mientras intenta descubrir su verdadero deseo. Tras enfrentarse a su propia educación judía ortodoxa, Tamara, deja a su novio para rebelarse contra el concepto tradicional de romance, como ya lo hizo antes con su vida religiosa.


La protagonista del ensayo encuentra en Lali Espósito y en su gracia natural, a una gran protagonista para lo que quiere decir Tenenbaum, para lo quiere pensar sobre el amor y la libertad, para lo que quiere que nosotros, desde este lado, pensemos y disfrutemos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios