Exclusivo Suscriptores

Plantas autóctonas: la orquídea patagónica que cautiva a los abejorros

La Brachystele unilateralis es una orquidea patagónica , que se ve escasamente en Chile, en El Bolsón y en Puelo y por eso es importante conservar su hábitat. El polinizador natural es el abejorro nativo.

De la mano del biólogo Hernán Ariel López- Taller Multidisciplinario de Plantas Vasculares, Laboratorio de Ecología de Bordes, Universidad de Flores (sede Comahue) y curador del Jardín Botánico de la Ciudad de Plottier repasamos esta especie de orquídea patagónica.


El género Brachystele comprende unas 20 especies y solo una vive en la Patagonia, además, es la responsable de aportar el nombre del género, o sea es la especie tipo, aclara Hernán.


En Chile se la llama Nul y su nombre científico “Brachystele unilateralis (Poir.) Schltr” de la familia de las Orchidaceae. Brachystele proviene del griego, Brachy significa corto y stele columna, indicando una característica de una parte de la flor, columna corta.


Según su descripción botánica, el profesional explica que se trata de orquídeas terrestres, de hábito herbáceo de 40 a 60 centímetros de altura, con raíces numerosas y cilíndricas, cortas o alargadas. Con pocas hojas basales de 5 a 10 centímetros de longitud y la parte de la planta que contiene las flores se denomina escapo floral, el cual es glabro o sin pubescencia y se encuentra cubierto de hojas caulinares de forma aguda, algo superpuesta o imbricadas.

Las inflorescencias miden de 8 a 15 centímetros, muy densas, alargadas de flores blancas – verdosas, con raquis poco pubescentes y brácteas anchas, agudas, algo cily su particular iadas, señala el experto, mientras que los sépalos son cóncavos, de ápice obtuso, los laterales son algo falcadas o arqueadas, de 9 milímetros de largo y 2,5 mm de ancho.


Los pétalos miden de 9 a 10 mm de largo y 2 mm de ancho de forma espatulada, con ápice obtuso. El labelo muy contorneado en la parte interna es pubescente, con lóbulo apical es ancho de forma obtusa y notablemente recurvado, presenta una nervadura gruesa que contrasta en color con la lámina y en su parte central dos repliegues carnosos de sentido longitudinal a los lados de la base dos aurículas redondeadas y carnosos, de columna de 3-4 mm de longitud corto y más ancho y gruesa con pubescencia en la parte anterior. El rostelo es pequeño y redondeado.


Es una especie cuya mayor distribución geográfica se desarrolla en Chile – aclara el biólogo – con alguna superficie en la República Argentina. Se la ha observado en el El Bolsón y en inmediaciones del Lago Puelo. “Es una especie que se la ha hallado en escasas oportunidades y demanda la conservación de su hábitat para que pueda prosperar”, asegura López.


Los mecanismos de reproducción sexual de la especie, si bien la especie genera semillas por autopolinización demanda la presencia de un polinizador para que la reproducción sea exitosa. El polinizador natural es un abejorro nativo (Bombus dahlbomii) que es atraído por la flor y obtiene de ella el abundante néctar que produce.

“Este abejorro nativo se encuentra en peligro dado que su número poblacional es muy bajo y raramente es observado. La introducción de especies de abejorros exóticos (Bombus terrestres, Bombus ruderatus) e incluso la abeja (Apis mellifera) han permitido que esta especie de orquídea pueda reproducirse y generar altas cantidades de semillas que permiten la permanencia de la especie”, culminó Hernán López, desde el Jardín Botánico de Plottier.


Comentarios