En nueve meses Cipolletti tuvo un déficit de 1,5 millones de pesos

El gasto bajó un poco pero la recaudación cayó en un 8%.

CIPOLLETTI (AC) – Durante los primeros nueve meses de este año que está a punto de terminar el intendente Julio Arriaga gastó un millón y medio de pesos más de lo que recaudó el municipio por tasas y lo que recibió de coparticipación. Este déficit certificado por la Contraloría obedece más que nada a la disminución del 8% en el cumplimiento de los cipoleños con su comuna.

Los números surgen de la última memoria trimestral procesada por el contralor, Rubén Romero, que corresponde a julio, agosto y septiembre de este año.

En realidad, el gasto del período se redujo en un 2,07% respecto de los mismos meses de 2001, que había sido un año que alto crecimiento de las erogaciones.

Hasta el fin del tercer trimestre de este año, el municipio de Cipolletti tuvo ingresos por 12.543.131 pesos (los 5.827.000 de recaudación propia y los 5.559.000 de coparticipación son las principales fuentes).

En el mismo período gastó 14.134.124 pesos. La mayor cantidad de dinero se la llevaron los sueldos, que crecieron casi 400.000 pesos en los nueve meses (un 6,34%).

La caída de la recaudación es un proceso que se inició en 2001 y aunque en el área económica de la comuna dijeron que el fenómeno se había estabilizado, al cabo de nueve meses de ejecución, el contralor determinó que los contribuyentes pagaron entre enero y septiembre de este año 5,8 millones de pesos, contra los 6,3 del año pasado.

Es de suponer que la recaudación haya crecido después de septiembre gracias al «impuestazo» que dispuso el municipio para los grandes contribuyentes de la tasa de comercio.

La oposición, liderada por el MPP de Julio Salto, ya había advertido que la proyección del gasto iba a arrojar un déficit millonario al final del año.

Salto, precisamente, le envió la semana pasada al contador municipal, Carlos Rinaldi, un pedido de informes porque sospecha que muchos de los gastos de la secretaría de Servicios Públicos que conduce Alberto Weretilneck (aspirante a suceder a Arriaga) se están imputando en otras áreas para tapar el alto nivel de erogaciones que en noviembre, cuando faltaba aún un mes de funcionamiento, habían hecho que esa cartera sobrepasara en un 20% las previsiones presupuestarias para los doce meses.

El municipio se hizo cargo este año de la recolección de residuos que hasta 2001 estaba concesionada a una empresa.

No obstante, el gasto de Servicios Públicos no creció demasiado de un año a otro (4,1 millones contra 4,6).

De ahí que Salto sospecha que se están imputando gastos de la cartera de Weretilneck en el renglón de Obras Públicas, que es otra secretaría, conducida por Francisco Navarro.

De hecho, según los números de la Contaduría municipal a noviembre de 2002, en un año casi sin obras públicas (la caída es notable, como en todo el país), la secretaría de Navarro redujo sus gastos muy poco: de 2,7 millones en 2001 a 2,5 este año.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora