AIE: la demanda mundial de gas natural repuntará en 2024

Los precios más bajos y la mayor demanda en el invierno del hemisferio norte impulsarán un fuerte crecimiento en el consumo mundial de gas natural en 2024, según la Agencia Internacional de Energía (AIE). El desafío está puesto en qué tan rápido se abastece la demanda.

Según un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE), los precios más bajos y la mayor demanda este invierno en el hemisferio norte impulsarán un crecimiento en el consumo mundial de gas natural en 2024. Este año, se prevé que la demanda crezca un 2,5%, tras un magro aumento del 0,5% en 2023, expresó la agencia en su último Informe del mercado del gas para el primer trimestre de 2024.

Los precios del gas natural están más bajos en comparación con los máximos de 2022. Esto apalanca la demanda, al igual que las temperaturas más frías de este invierno, en comparación con el inusual periodo templado en 2022/2023, expresó la AIE.

La agencia internacional, sin embargo, advirtió que los riesgos geopolíticos, las crecientes limitaciones del transporte marítimo, los retrasos en los proyectos de GNL y las condiciones climáticas podrían reavivar las tensiones en el mercado y provocar volatilidad de los precios. «Las incertidumbres geopolíticas son el mayor factor de riesgo para los mercados mundiales de gas en 2024», señaló la AIE.

Se espera que el suministro mundial de gas siga siendo limitado en 2024, como lo fue en 2023, en medio de un menor crecimiento esperado en el suministro de GNL. Este se prevé en solo el 3,5% este año, en comparación con una tasa de crecimiento promedio del 8% en el período 2016-2020, dijo la AIE. 

El menor crecimiento sería el resultado de retrasos en las nuevas plantas de GNL y problemas relacionados con la disponibilidad de gas de alimentación para los proyectos en funcionamiento, que podrían retrasar el aumento de la oferta hasta 2025.

«Esperamos ver un crecimiento sólido en la demanda mundial de gas este año a medida que los precios hayan bajado a niveles relativamente manejables», explicó el director de Seguridad y Mercados Energéticos de la AIE, Keisuke Sadamori.

«Pero la velocidad a la que se pueda satisfacer esta nueva demanda será fundamental, especialmente porque los suministros son escasos y la nueva capacidad sustancial de GNL solo entrará en funcionamiento después de 2024″, expresó. Más allá del corto plazo, la AIE espera que la demanda del petróleo, carbón y gas natural alcance su punto máximo antes de 2030.

Vale recordar, que la AIE dijo en su Perspectiva Energética Mundial 2023 de octubre, que el crecimiento de la demanda de gas se desaceleraría esta década en comparación con la década hasta 2021. Alcanzaría su punto máximo en 2030, según su escenario conservador de Políticas Declaradas (Steps).


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios